La Fundación AVATA de Ayuda al Accidentado proporciona apoyo a las víctimas de accidente de tráfico desde el minuto uno

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Desde agosto de 2020 hasta agosto del 2021, fallecieron en España 628 personas en accidente de tráfico, según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT). A su vez, el Observatorio Nacional de Seguridad Vial informó, recientemente, de que las causas de los episodios fatales se dividen prácticamente en partes iguales.

Un tercio se debe a los excesos de velocidad, otro al consumo de alcohol y drogas y el último a las distracciones derivadas del uso del móvil.

Además de los casos fatales, cientos de personas resultan heridas gravemente e incluso discapacitadas. En este contexto, la Fundación AVATA ofrece todo tipo de apoyo, asesoramiento y ayuda a las víctimas de accidentes viales. A su misma vez, ofrecen distintos cursos de formación sobre educación vial.

¿Qué hacer después de sufrir un accidente de tráfico?

La Fundación AVATA realiza una labor social trascendente al prestar atención especializada de manera integral a las víctimas de un accidente de tráfico. Frecuentemente, cumplen con el rol que deja vacante el sector público, que es fundamental al requerir los accidentados una atención especializada, efectiva e inmediata.

El departamento jurídico de la fundación toma como propios los casos para obtener la indemnización más justa. Los profesionales especialistas que integran el equipo de AVATA realizan estudios de viabilidad que contemplan la situación médico-jurídica de cada damnificado y realizan las acciones necesarias para obtener la mejor compensación posible sin la necesidad de que la víctima tenga que adelantar gastos.

Una vez ocurrido un accidente de tráfico, la Fundación AVATA se hace cargo de todo el proceso, desde la tramitación y la negociación de cualquier tipo de siniestro con la aseguradora hasta la defensa de todas las incidencias posibles. El objetivo siempre es llegar a un acuerdo amistoso para obtener una solución que sea lo más justa y rápida posible para la persona afectada.

Proyecto de cursos de conducción segura en moto

Por otra parte, la fundación organiza distintos cursos en busca de alentar la seguridad vial. El curso de conducción segura en moto está dirigido a todos aquellos que quieran aprender, progresar y perfeccionar la seguridad a la hora de manejar su moto. Están compuestos por clases teóricas y prácticas que ocupan entre 6 y 10 horas presenciales, más otra parte que se da bajo la modalidad online.

Algunos de los contenidos que se abordan tienen que ver con el equipamiento que el motorista debe incorporar, las técnicas de frenada, la forma en la que se deben tomar las curvas y el equilibrio, entre otros. Se dividen en tres niveles: inicial, medio y experto. Hay cursos específicos para scooters y motos de 125 cc, que son las más utilizadas en las ciudades. Las formaciones se pueden personalizar para empresas e individuos.

Para todas aquellas personas que resulten víctimas de un accidente de tráfico, la Fundación AVATA brinda un apoyo integral y organiza cursos para fomentar la educación vial y así poder prevenir estos hechos, que se cobran la vida de cientos de españoles cada año.