La importancia de limpiar las chimeneas, por Su DESHOLLINADOR

La limpieza de chimeneas es fundamental si se quiere disfrutar de una manera segura de la hipnotizante visión del fuego y su maravilloso calor. Se debe deshollinar antes de empezar a utilizarlas, durante o tras la temporada de frío, ya que con el uso constante se va acumulando creosota, es decir, el residuo restante de quemar la madera (conocido comúnmente como hollín). Este hollín es altamente inflamable y necesita ser eliminado periódicamente por el deshollinador para evitar sustos. Una chimenea con un alto nivel de creosota es muy peligrosa y es fácil que provoque un foco de ignición en la estructura de la vivienda.

Aunque su mantenimiento representa una tarea que podría ser una labor prolongada y tediosa, actualmente existen métodos sencillos, limpios y muy efectivos para llevarla a cabo. En Madrid se encuentra la empresa Su DESHOLLINADOR, especializada en ofrecer un servicio eficiente con profesionales que se encargan de la limpieza de chimeneas, calderas y estufas. Además, también están enfocados en la inspección con cámara endoscópica de conductos de chimenea y en conductos de ventilación (shunts) de baño y/o cocina con la última tecnología, entre otras cosas.

La limpieza de chimeneas para la seguridad en el hogar

El hollín acumulado representa una amenaza para la seguridad en el hogar, y pese a que pueda parecer sencillo llevar a cabo este tipo de mantenimiento y limpieza, es importante recordar que la limpieza de su chimenea se debería dejar en manos de un profesional, ya que de este modo se asegura una limpieza óptima que mejorará su funcionamiento y alargará su ciclo de vida (no se recomienda el uso de deshollinadores químicos, ya que son contraproducentes). En Su DESHOLLINADOR se encuentran solo profesionales altamente cualificados.

La frecuencia con la que conviene deshollinar varía según la utilización de la chimenea, pero siempre conviene hacerlo como mínimo una vez al año o después de quemar un máximo de 3.000 kilos de leña. Es importante destacar que la falta de mantenimiento de la chimenea puede provocar incendios e intoxicaciones por humo. También puede afectar la salud provocando el enrojecimiento de los ojos, goteo nasal e incluso enfermedades respiratorias como bronquitis, neumonía y asma, afectando principalmente a niños, adolescentes y personas mayores. Por lo que el prolongar su mantenimiento no debe ser una opción.

El catálogo de servicios de Su DESHOLLINADOR

Su servicio principal está orientado a la limpieza de chimeneas de leña, pellet, calderas de gasoil y calderas de gas. Sin embargo, también se encargan de la eliminación de malos olores en conductos de baños y cocinas, entre otras muchas cosas.

Una de las soluciones recurrentes que aportan a sus clientes es la eliminación de nidos de aves e incluso la instalación de mallas antinidos. Su DESHOLLINADOR ha venido trabajando en un servicio que ofrece respuesta inmediata a los problemas en el sector de mantenimiento trabajando en la comunidad de Madrid y también en las provincias limítrofes.