La Justicia rusa vuelve a multar a Google y Telegram por no eliminar contenido «prohibido»

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La Justicia de Rusia ha vuelto a multar este lunes a los gigantes tecnológicos Google y Telegram por no eliminar contenido «prohibido», algo por lo que tendrán que pagar dos millones de rublos (unos 24.000 euros) y cuatro millones (unos 48.000 euros), respectivamente.

La portavoz del juzgado del distrito Taganski de Moscú, Zulfiyá Gurinchuk, ha indicado que ambas compañías han sido «declaradas culpables de haber cometido una infracción administrativa» en violación del Código de Infracciones Administrativas de la Federación de Rusia, informa la agencia de noticias rusa Sputnik.

En referencia a Telegram, el Servicio de Alguaciles Federales de Rusia ha empezado a cobrar «por la fuerza» un total de cinco millones de rublos (unos 60.000 euros) por multas que habían sido impuestas al servicio de mensajería instantánea después de que no se eliminara el «contenido prohibido», informa TASS.

No es la primera vez que estas compañías son multadas en Moscú, Telegram había recibido previamente una multa de 35 millones de rublos (casi 424.000 de euros) y Google con 32,5 millones de rublos (más de 390.000 euros). También Facebook o Twitter, entre otras, han sido multadas con un total de 180 millones de rublos (más de dos millones de euros) por las mismas razonas, según el ente regulador de los medios de comunicación Roskomnadzor.