La Navidad, la peor época del año para la mayoría de pacientes de fobia social, por Psicopartner

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

A pesar de que la Navidad es una de las épocas donde las personas quieren reunirse más con sus seres queridos, para aquellas que padecen fobia social es normalmente al revés. Estos momentos de celebración pueden ocasionar una elevada ansiedad, por lo que deberán recurrir a terapia psicológica para poder gestionar esa fobia. Uno de los centros especializados en este padecimiento y que pone a disposición de los pacientes a un equipo de psicólogos expertos en varias terapias es Psicopartner.

La fobia social y sus síntomas

La fobia social, científicamente conocida como Trastorno de Ansiedad Social (TAS) es una condición traumática que genera un miedo incontrolable ante situaciones que implican el acercamiento e interacción social del individuo afectado con cualquier otra persona de su entorno.

Este tipo de padecimiento es común entre los adolescentes, pero con el paso del tiempo suele desaparecer debido al desarrollo de la autoestima y la confianza. Sin embargo, cuando no desaparece, es cuando suele ser considerado y tratado como una patología psicológica.

El origen de la fobia puede ser muy variado, por lo que no todos los pacientes experimentan los mismos síntomas. Algunos de los más usuales son el evitar el acercamiento social y las conversaciones físicas y telefónicas. Los afectados también suelen evadir el contacto visual, las muestras de afecto y, en los casos más extremos, evitan salir a la calle. Además, muchos analizan constantemente el juicio que puedan hacer los demás de sí mismos. Los síntomas más visibles se manifiestan con ataques de pánico, náuseas, sudoraciones y temblores.

¿Cómo tratar la fobia social?

Quienes comienzan a padecer fobia social empiezan a presentar episodios de ataques de pánico y ansiedad descontrolada que puede causar un gran daño físico y psicológico. En ese momento es fundamental buscar la intervención terapéutica necesaria que permita estudiar e individualizar las posibles razones relacionadas con la patología y evitar que esta se agrave.

Los especialistas de Psicopartner ofrecen una terapia de reducción de la activación que está relacionada con la relajación, control de la respiración y el mindfulness. Esto se aplica en los momentos en los que las crisis de ansiedad por contacto social sean elevadas y el paciente necesite volver a estabilizarse.

La autoestima es un punto clave en el tratamiento, ya que es la principal afectada cuando se padece de fobia social. Además, los especialistas recomiendan un entrenamiento que fomente las habilidades sociales en los pacientes, debido a que puede que el proceso de sociabilización se encuentre afectado y sea necesario reforzarlo. Siguiendo estos consejos y una terapia completa, siempre de la mano de un especialista, son muchos los afectados que han podido dejar atrás la fobia social y volver a disfrutar no solo de la navidad, sino de su vida en general.