La producción de vehículos en España se dispara un 30% hasta abril, pero sigue por debajo de 2019

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Las fábricas de vehículos españolas produjeron 850.043 unidades entre enero y abril, lo que supone un 30,4% más que en el mismo periodo de 2020, pero quedándose un 13,4% por debajo de los niveles de 2019, último año antes de la pandemia.

Según datos de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), de este total 659.848 fueron turismos y todoterrenos, un 27,1% más que en el primer cuatrimestre de 2020 y un 15,5% menos que en 2019.

Por su parte, se produjeron 190.195 vehículos comerciales e industriales, un 43% más que el año pasado y un 5,2% menos que antes de la pandemia.

Tal como ha informado Anfac, el desabastecimiento de microchips está suponiendo un importante lastre para alcanzar el ritmo deseado en la fabricación de vehículos, tanto en España como en Europa y es previsible que la situación no mejore al menos hasta después de verano.

“A este contexto hay que añadirle la menor demanda procedente de los principales mercados en Europa, que aún a pesar de registrar cifras superiores de entregas a las conseguidas en el mercado nacional, siguen arrastrando significativos descensos en las matriculaciones del mes de abril”, ha añadido la asociación.

Solo el mes pasado, la producción de vehículos aumentó un 3.777% en España, con 187.819 unidades, ya que en el ejercicio anterior las plantas estaban cerradas por el confinamiento. Este dato sigue un 16,4% por debajo de 2019.

En concreto, se ensamblaron 147.468 turismos y todoterrenos, un 3.213% más que en 2020 o un 19,1% menos en comparación con hace dos años, así como 40.351 vehículos comerciales e industriales, un 10.167% más que el año pasado o un 4,6% menos que en 2019.

Por fuentes de energía, la gasolina continúa siendo el combustible de la mayoría de los vehículos ensamblados en España, con 489.953 unidades hasta abril, lo que supone un 57,6% de cuota y un 27% más que en 2020, pero un 18,9% menos que en 2019.

El diésel se sitúa en segundo lugar, con 273.155 unidades, un 32,1% de cuota y un 14,7% más, pese a que cae un 21,3% respecto a hace dos años. Los híbridos enchufables representaron un 5,3% del total, con 45.350 unidades y un aumento del 344,7%.

Por su parte, los vehículos eléctricos solo suponen un 3% de la producción acumulada hasta abril, con 25.400 unidades, un 138% más y un aumento del 350% en comparación con 2019. Se ensamblaron 7.657 vehículos de gas natural (+56,5%), 6.606 unidades de gas licuado del petróleo (+1.107%) y 1.922 híbridos no enchufables (-1,4%).

“Por cuarto mes desde que arrancamos 2021, el ritmo de producción se está viendo afectado por los mismos condicionantes que están frenando la necesaria recuperación. La extensión de la crisis de desabastecimiento de microchips y la lenta recuperación de nuestros principales destinos de exportación situados en Europa, junto con el mercado español, nos mantienen todavía lejos de las cifras normales que deberían estar registrando nuestras fábricas”, ha lamentado el director general de Anfac, José López-Tafall.