La recuperación de la restauración se consolida en mayo acompañada del regreso de la publicidad

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El fin del estado de alarma y de las restricciones al sector hostelero están permitiendo que la restauración española, uno de los sectores más afectados por la pandemia, comience a presentar síntomas de recuperación, después de que en mayo incrementara la facturación un 74,2% frente a los dos primeros meses del año, según datos de la consultora Kantar.

En concreto, en los meses de marzo y abril había logrado incrementar su facturación un 40,5% y un 66,2%, respectivamente, en comparación con el promedio de enero y febrero de 2021, pero se ha elevado aún más durante el pasado mes de mayo.

Los españoles, de forma muy similar en todas las regiones, han vuelto a consumir en bares y restaurantes y, a pesar de que todavía no se ha alcanzado el nivel de penetración y visitas a los establecimientos registrados en 2019, ya gastan lo mismo por acto, concretamente 8,6 euros de media.

Con ello, las marcas han vuelto a retomar las acciones publicitarias. En cuanto al ámbito de la distribución y restauración, y pese a presentar una disminución en la inversión en publicidad del 16% a lo largo del año pasado con respecto a 2019, en los tres primeros meses de 2021 ha revertido la tendencia, y solo la restauración ha aumentado un 3% frente el primer trimestre del año anterior.

Por su parte, el sector de bebidas se ha recuperado más lentamente. A cierre de 2020 fue el más afectado en lo que a inversión publicitaria se refiere, al reducirse hasta el 33,5% con respecto al año anterior, dato que se mantiene de enero a marzo (-32%).

“La publicidad debe estar en el foco de la recuperación del sector, a través de una planificación eficiente e incentivando la compra fuera del hogar. Se trata de una palanca clave para el crecimiento y mantenimiento de las marcas”, ha comentado Cristina Puchol, Out of home Director en Kantar, división Worldpanel.

Al igual que en los dos meses anteriores, en mayo, los momentos matutinos son los que mejor se han recuperado, aunque, con el fin del estado de alarma, la cena ha iniciado también su senda de crecimiento, aproximándose paulatinamente al número de actos de las comidas, que, por su parte, ponen el foco en el placer y la celebración tanto entre semana como durante los fines de semana.

De hecho, entre las ocasiones de consumo que se han realizado en mayor medida durante mayo destacan los momentos de celebración antes de cenar los fines de semana, con más de 8 millones de actos, y el aperitivo del fin de semana -también por celebración-, con más de 6 millones.

Por lo que respecta a los tipos de restauración, en mayo la independiente ha seguido recuperándose a un mayor ritmo en el ‘on premise’ (consumo en el establecimiento) en comparación con 2019, alcanzado un índice de recuperación de 68, frente a la organizada, que, aunque va subiendo, se sitúa en un 63.