La vacunación, los fondos europeos y las dificultades financieras, retos de la recuperación, según Esade

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La gestión de la vacuna, la administración de los fondos europeos, las dificultades financieras de las pymes y el manejo de las “potenciales quiebras” empresariales serán los principales retos para la recuperación de la economía española en 2021, según el Informe Económico y Financiero de la escuela de negocios Esade.

“El camino de la recuperación en España será más complejo que en otras economías, debido a su excesiva dependencia del sector servicios, a las dificultades para el control de la pandemia, y a un número muy alto de pequeñas empresas con dificultades financieras”, advierten el director de EsadeEcPol, Toni Roldán, y autor del apartado sobre España del informe, conjuntamente con el profesor de Esade Josep María Comajuncosa.

Para la institución académica, el mal comienzo de 2021 hace presagiar que las personas en expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) permanecerán entre las 600.000 y las 800.000, lo que supondrá un gasto durante los primeros meses del año que no estaba contemplado en los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

En relación a los fondos europeos, los expertos han destacado que será “crucial” que estas ayudas lleguen a las pymes y puedan promover un crecimiento más inclusivo y respetuoso con el medio ambiente, así como la transformación estructural necesaria para hacer frente a la digitalización y a la transición hacia una economía verde no dependiente del carbono.

En esta línea, Esade insiste en la necesidad de una planificación fiscal a medio plazo que ayude a España a reducir su deuda y tener margen para poder implementar otras políticas económicas que van a ser necesarias en el futuro.

EL PIB MUNDIAL CRECERÁ UN 5,2% EN 2021

El Producto Interior Bruto (PIB) a nivel mundial aumentará un 5,2% en 2021, mientras que las economías desarrolladas crecerán un 3,9% y, en su caso, no podrán recuperar durante este año los niveles de producción perdidos durante 2020, según se desprende del Informe Económico y Financiero de Esade, elaborado en colaboración con Banco Sabadell.

En el caso de la zona euro, gracias a las medidas como los fondos de recuperación, la reducción de algunos impuestos indirectos y el aumento de la inversión pública, se estima que pueda crecer al 5,2% en 2021 y recuperar los niveles de producción previos a la crisis a mediados de 2022, a excepción de algunas de las economías más pequeñas de la región, como Luxemburgo, Malta, o Estonia.

En concreto, los expertos de Esade prevén para 2021 un incremento del PIB de Italia en un 5,2%, y de Francia, en un 6%; seguidos del 4,2% de Alemania y el 4% en los Países Bajos.

Estados Unidos, donde la economía se contrajo un 4,3% en 2020, crecerá un 3,1% este 2021, mientras que para Reino Unido, cuya caída fue del 9,8%, se prevé una recuperación del 5,3%.

En cuanto a Asia, se estima que Japón crezca un 2,3%, mientras que China, que fue la única gran economía que experimentó una tasa de crecimiento positiva en 2020, va a crecer este año a un ritmo superior al de antes de la pandemia, un 8,2%.