Laporta responde a las “mentiras” de Bartomeu: “La situación es dramática”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El presidente del FC Barcelona, Joan Laporta, ha calificado de “dramática” la situación económica de la entidad, heredada de la anterior Junta Directiva presidida por un Josep Maria Bartomeu al que calificó de mentiroso, a tenor de la carta que le ha enviado a modo de “oportunista” e intentando “justificar lo injustificable”.

“En esta carta encuentro mentiras en cada punto. Y no quiero que con ese ejercicio a la desesperada hagan que se escabullan de sus responsabilidades. Lo encuentro de mal gusto hacerlo público, y más en este momento convulso en que se mezclan las ganas de que empiece bien la nueva era con el desencanto de lo que se ha producido (salida de Messi), es de oportunista”, resumió Laporta en rueda de prensa.

En la misma comparececia, de dos horas de reloj, aseguró que “nadie” escapará de sus “responsabilidades”. “Buscaremos soluciones para depurar esas responsabilidades que puedan tener. Dice que si se han producido irregularidades, se ofrece a buscar soluciones”, comentó.

“Es triste ver cómo se envía una carta llena de mentiras, y más de una persona que ha sido presidente de una Junta que ha llevado al club a una situación de ruina. Es una doble moral de intentar justificar lo injustificable”, recalcó.

Sobre la carta, la matizó punto a punto. “Es una carta después de leerla atentamente que veo llena de mentiras. Con un esfuerzo por justificar una gestión injustificable. Punto por punto, diré que es un ejercicio de desesperación”, reiteró.

De esa respuesta de Laporta, se ve claro que a sus ojos, Bartomau y su Junta son responsables directos de las pérdidas del ejercicio económico 2020/21. “Son responsables hasta el 17 de marzo de 2021. Dimitieron en octubre de 2020, pero hasta esa fecha son responsables, y los números cerrados por la Comisión Gestora son responsabilidad de la junta de Bartomeu. Nadie se escapará de sus responsabilidades”, aportó.

“No quiero que siga la máxima de que ‘repetir mucho una mentira hace que acabe siendo verdad'”, señaló. De ahí que insista en que Bartomeu y los suyos no dimitieron por la pandemia, ni por el PROCICAT o la Generalitat, sino para evitar que prosperara la moción de censura en su contra. “No querían ser la primera Junta cesada en la historia del Barça”, apuntó.

Para Laporta, otra mentira son los 375 millones que no se ingresaron por la pandemia. “En la 20/21 son 217 millones, con los gastos asociados, son 91 millones por razón de la COVID-19. Es ir dando números que no son ciertos, que son mentira. Como su presupuesto 20/21, que tenía que ser de un millón positivo”, esgrimió.

Según los datos económicos que dio Laporta, que serán detallados por el CEO, Ferran Reverter, antes de la Asamblea de otoño, la situación es otra. Cifra en 1.350 millones de euros la deuda del club, y en 481 millones las pérdidas del pasado ejercicio, con 631 millones de ingresos y 1.136 millones de gastos. Pérdidas auditadas y enviadas a LaLiga.

En cuanto al ‘Barça Corporate’, cifrado en 220 millones de euros por Bartomeu, Laporta aseguró que “no se podía hacer”. “Era ‘el cuento de la vieja’, según ellos no habría pérdidas. Hemos llegado a la conclusión, tanto nosotros como Goldman Sachs, de que esas propuestas de ‘Barça Corporate’ no eran aceptables, ninguna, por no acercarse a las expectativas”, aseguró. “Del presupuesto que presentaron, no se han cumplido ninguna de las hipótesis”, recalcó.

“Esto demuestra la visión a corto plazo de la Junta de Bartomeu, tapar agujeros ahora aunque hipoteques el futuro. Una gestión nefasta, muy preocupante, y desde un punto de vista económico dramático”, aportó.

LA REBAJA SALARIAL, MENOR Y APLAZADA

En cuanto a la reducción de salarios, Laporta asegura que fue de 68 millones de euros y con primas de fichaje o de finalización de contrato a pagar, además de aplazar salarios. Lo cierto es que la política deportiva fue nefasta en los últimos años. Desde el pago de 222 millones de la cláusula de Neymar, que se gasta de forma desproporcionada y a la velocidad de la luz, dispara salarios y amortizaciones por fichajes. Y deportivamente no nos ha ido bien”, lamentó.

“Justificar el incremento de salario con no poder competir… Creo que deberían haber invertido en la Masia, creer en ella, y hacer inversiones más proporcionadas y hechas con más lógica deportiva. La política con el límite salarial de LaLiga ha llevado a dos expedientes por incumplirlo”, aseguró.

Cifras que llevan al club, según Laporta, a poder inscribir para esta nueva temporada un máximo de 83 millones de euros en salario. “En la 20/21 solo había de límite salarial 237 millones de euros, y aprobaron presupuestos con 415 millones de euros de masa salarial. Sabiendo que sólo podían presentar plantilla de 237 millones. Esto lo venimos arrastrando y LaLiga nos tiene como un club incumplidor. Y LaLiga nos daba para hacer una plantilla de 83 millones de euros esta temporada”, explicó.

EL ‘ESPAI BARÇA’, A REFORMULARSE

En cuanto al ‘Espai Barça’, cree que “está basado en falta de transparencia y de información”. “El proyecto incluía que muchos aficionados pasaron de primera y tercera gradería, pero no afrontaban esos problemas porque no los explicaban, tampoco. La renovación de un estadio con asistencia periódica de más de 85.000 personas es de baja viabilidad técnica, con incremento de costes y riesgos inasumibles. Ha quedado obsoleto y hay que reformularlo”, manifestó.

“Estamos rehaciendo el proyecto para que sea viable. El calendario pasa por presentar la financiación en Asamblea, y si es aprobada tendremos la aprobación del proyecto a inicios de 2022 y poder empezar las obras en verano de 2022”, manifestó.

Por todo ello, para Laporta, la economía dejada por Bartomeu es “dramática”. “Del presupuesto que presentaron, no se han cumplido ninguna de las hipótesis y daba a cambio más de 300 millones de pérdidas. Una situación financiera dramática, y a 31 de marzo de 2021 la deuda era de 1.350 millones de euros”, concluyó.

Además, lamentó tener que gastar dinero, hasta 1,8 millones de euros, en unas obras urgentes en el Camp Nou pese a que un informe de 2019, en mandato de Bartomeu, instaba a realizarlas ante el riesgo para la salud de los aficionados.

PESE A TODO, “OPTIMISMO”

Las dos horas de rueda de prensa las quiso terminar Laporta con un mensaje de cierto optimismo. “Tenemos una moral muy alta para revertir la situación, nos creemos nosotros y nuestros interlocutores nuestro plan de negocio. Y quien comanda el club, presidente y Junta, tenemos claro que el Barça debe ser siempre propiedad de los socios y socias”, señaló, negando que el club pase a ser una SAD.

“Nos sentimos fuertes y convencidos de que se va a revertir esta situación real, que no nos asusta sino que nos motiva, porque el reto es muy grande y seremos capaces de revertirlo”, manifestó. Y, de nuevo, concluyó con un mensaje para Bartomeu: “Nadie escapará de sus responsabilidades”.

“En septiembre se explicará la ‘due diligence’, dónde vemos que se deben depurar responsabilidades. Alguna ya se hacen en los tribunales, como el ‘BarçaGate’. Si hay que depurar responsabilidades lo haremos, con ese ofrecimiento del expresidente Bartomeu de ayudar, que lo tendremos en cuenta. Se desprende de su carta que es consciente de que hay irregularidades en su gestión”, aportó.