Las energías renovables, una fuente de riqueza garantizada para la España rural. La experiencia de Rolwind

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
/COMUNICAE/

Frente a la actual tendencia que pone en duda los beneficios que las energías verdes dejan en los campos agrícolas, la dilatada experiencia de la compaña española Rolwind, con más de 300 proyectos y dos décadas trabajando sobre el terreno, aporta argumentos contundentes y apegados a la realidad de los propietarios agrícolas. Y la realidad es que la implantación de energías renovables supone una fuente de ingresos garantizada, una alternativa rentable y segura para un sector tan castigado

Hasta ahora, solo había argumentos positivos en lo referente a las energías renovables. Una tendencia que ha ido cambiando y hoy se habla de “burbuja verde”, de implantación exagerada y alteración del paisaje; incluso de perjuicio para el medio ambiente y el mundo rural. Pero esta percepción negativa de las renovables en los campos es errónea e injusta. La realidad es bien distinta.

¿Cuál es la realidad del campo español?
Lo cierto es que nuestra agricultura vive en un estado de incertidumbre por la situación del campo. Agricultores y propietarios sienten que el sector agrícola es el gran olvidado, sentimiento que los profesionales de Rolwind conocen de primera mano. Un problema que tiene difícil solución a corto plazo. La alternativa, para Rolwind, está en la convivencia entre agricultura y tecnología.

En efecto, la implementación de parques solares, eólicos o plantas de hidrógeno verde es para la España agrícola una alternativa económica rentable, segura y a largo plazo, para grandes latifundistas y pequeños propietarios. Una renta importante y garantizada durante 30 años, sin sacrificios ni incertidumbres. Lo que significa estabilidad para su familia durante al menos dos generaciones. Por eso, para la mayoría de los agricultores, las energías renovables son oro caído del cielo.

Rolwind, la experiencia de trabajar sobre el terreno
La empresa española Rolwind comprende muy bien esta realidad. Lleva dos décadas trabajando sobre el terreno, conociendo de primera mano las necesidades, preocupaciones y expectativas de los propietarios agrícolas. Sabe que una explotación fotovoltaica, eólica o de hidrógeno verde garantiza a cualquier familia unos ingresos fijos que no puede asegurar la agricultura; un plus para su economía que además solo ocupa una ínfima parte del terreno.

La experiencia de Rolwind es incuestionable. Es de las pocas compañías en España que integra en sus proyectos de plantas fotovoltaicas todos los servicios básicos del proceso: real state, gestión, tramitación, legalización e ingeniería. Un proceso que comienza con la localización de enclaves óptimos, el análisis pormenorizado de todos los elementos afectos (medio ambiente, servidumbres, radiaciones solares, orografía, etc.), capacidades técnicas de conexión y, una vez estudiado todo a conciencia, se procede al acuerdo. Un proceso de tramitación y legislación minucioso y exhaustivo, que debe superar los exigentes controles de las Administraciones Públicas.

Beneficios de las energías renovables para el campo y para la economía
Una explotación de energías renovables en estos campos agrícolas es rentable en todos los sentidos: garantiza unos ingresos anuales, revaloriza las tierras, ayuda a mantener explotaciones que sobreviven gracias a las subvenciones, es una fuente de riqueza y repoblación para la España deshabitada y evita los excesos y el crecimiento desproporcionado, pues existe un férreo control de la Administración Pública.

Y es una oportunidad de oro para que España lidere el mercado europeo de las renovables. Se tiene todo para lograrlo: sol, espacio, seguridad jurídica, profesionales cualificados y empresas comprometidas. Como Rolwind, que ha participado en más de 210 parques eólicos y más de 60 plantas fotovoltaicas en 15 años, superando los 5GW de potencia gestionada y desarrollada.

Fuente Comunicae