Las insolvencias en España crecen un 42% hasta noviembre

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Las insolvencias empresariales se incrementaron un 42% hasta noviembre, en comparación con el mismo periodo del año anterior, y un 13% en el penúltimo es del año, respecto a noviembre de 2020, según el seguimiento de los procesos concursales publicados en el Boletín Oficial del Estado (BOE) realizado por Iberinform.

Las comunidades autónomas donde más concursos se declararon hasta noviembre fueron Cataluña, con el 24% del total de casos, y Madrid, con otro 23%, seguidas de Comunidad Valenciana (15%) y Andalucía (9%).

Por sectores, predominaron las insolvencias de compañías dedicadas a servicios (el 50% del total), seguidas de las de construcción (21%) e industria manufacturera (14%).

Iberinform, filial de Crédito y Caución, ha explicado que los confinamientos y las moratorias decretadas durante la primera ola de la pandemia redujeron drásticamente la presentación de procesos concursales.

«Tanto España como los mercados de nuestro entorno han adoptado medidas para frenar las declaraciones de quiebra, modificando los umbrales de presentación, reduciendo la capacidad del acreedor para forzar su admisión a trámite o proporcionando suficiente apoyo financiero al deudor para retrasar su presentación», ha recordado.

Las medidas de contención de la pandemia también congelaron la toma de decisiones empresariales, por lo que en los once primeros meses de 2021 la constitución de empresas registró un crecimiento del 30% respecto al pasado ejercicio.

La constitución de empresas se concentró en Madrid (23%), Cataluña (19%) y Andalucía (17%), así como en los sectores servicios (48%) y construcción (31%).

Por su parte, las disoluciones de empresas aumentaron un 16% en entre enero y noviembre, aglutinando Madrid el 29% de los casos, Andalucía el 14%, la Comunidad Valenciana el 12%, Cataluña el 7% y Galicia, el 6%. Por sectores, predominaron las disoluciones de compañías dedicadas a servicios (45% del total) y construcción (22%).