Las ventajas de Oxygenate para mejorar la condición física y la función de la cámara hiperbárica

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Al respirar se oxigena la sangre, se mantienen activas las vías respiratorias, se proporciona energía a las células y se favorecen los sistemas metabólicos del organismo. Por esta razón, el oxígeno es una fuente vital de vida.

En consecuencia, el oxígeno se ha convertido en el protagonista de las terapias regenerativas que impliquen una mayor concentración y uso de él.

Oxygenate es un centro de recuperación y bienestar integral que se encarga de tratar y recuperar lesiones físicas, utilizando tratamientos oxigenantes como la cámara hiperbárica. Sus métodos son capaces de recuperar desde los tejidos más superficiales hasta las estructuras más profundas del cuerpo. Además de ser un tratamiento regenerador, también puede utilizarse como método de prevención, ya que desarrolla y mantiene, favorablemente, las condiciones físicas del cuerpo.

¿Cómo funciona una cámara hiperbárica?

Las cámaras hiperbáricas son cúpulas herméticamente selladas que expulsan una gran cantidad de oxígeno concentrado, ayudando a que las funciones fisiológicas del cuerpo se regeneren y recuperen su funcionalidad. Estas pueden ser utilizadas en lesiones causadas por la falta de oxigenación.

Las cámaras hiperbáricas son capaces de incrementar hasta tres veces el valor de la presión atmosférica, lo cual hace que el paciente reciba 23 veces más la cantidad de oxígeno que normalmente asimila en condiciones normales. Esto permite que los pulmones sean capaces de alojar más oxígeno del que se respira regularmente.

Cuando los pulmones aspiran más oxígeno del regular, la sangre transporta esta cantidad adicional que contribuye, considerablemente, a combatir bacterias y a la liberación de células madres y de crecimiento que generan una rápida cicatrización.

¿Cuáles son los beneficios de usar una cámara hiperbárica?

Cuando una persona decide exponerse a los tratamientos de la medicina hiperbárica puede conseguir muchos beneficios para su salud. El oxígeno que expulsa la cúpula está concentrado al 97 %, una cantidad de oxígeno que produce un mejor rendimiento físico y mental, debido a que hay más oxigenación en la sangre y, por lo tanto, en el cerebro.

Se fortalece el sistema inmune evitando que sea atacado por bacterias o virus y, del mismo modo, se desechan las sustancias tóxicas del cuerpo. Una buena oxigenación permite que la persona consiga más dinamismo y, en consecuencia, que tenga mayor energía, siendo de gran ayuda para la preparación física de personas que practican algún deporte.

Con respecto a lesiones, la medicina hiperbárica ayuda a acelerar los procesos de cicatrización, reducir edemas y dolores musculares. Permite acelerar los procesos de recuperación posentrenamiento. A mayor cantidad de oxígeno en los tejidos, el sistema cardiovascular mejora y reduce el porcentaje de padecer alguna lesión en el corazón.