Las ventas del comercio minorista se desploman un 6,8% en 2020, su mayor descenso desde 2012

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El comercio minorista notó los estragos del Covid y registró en 2020 un desplome de sus ventas del 6,8%, su mayor retroceso desde el año 2012, cuando cayeron un 7%, según ha informado este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El descenso de las ventas del comercio minorista en 2020 es además el primero que se registra desde 2013, pues llevaba seis años registrando avances anuales. En 2019, las ventas se incrementaron un 2,4%.

Eliminando los efectos estacionales y de calendario, la facturación del comercio minorista se hundió un 7,1% en 2020.

En el último mes de 2020, las ventas del comercio al por menor moderaron su caída anual hasta el 0,6%, frente al retroceso del 5,9% del mes anterior. Pese a ello, encadenaron en diciembre 10 meses consecutivos de tasas negativas.

En tasa mensual (diciembre de 2020 sobre noviembre del mismo año) y eliminado el efecto estacional y de calendario, las ventas del comercio minorista aumentaron un 1%, su mayor avance mensual desde el pasado mes de agosto.

En cuanto al empleo, el sector registró en 2020 una caída de la ocupación del 2,4%, la más elevada desde 2009, después de retroceder el pasado mes de diciembre un 3,7% en tasa interanual, tres décimas menos que en noviembre.

Sólo las grandes cadenas incrementaron sus plantillas respecto a 2019, con un aumento del 0,6%, en contraste con la destrucción de puestos de trabajo de las pequeñas cadenas (-6,5%), las empresas unilocalizadas (-2,5%) y las grandes superficies (-2,2%).

PEQUEÑAS CADENAS

Las grandes cadenas también fueron el único modo de distribución que elevaron sus ventas en 2020, al facturar un 2,7% más que en 2019. El mayor descenso anual de las ventas se lo anotaron las pequeñas cadenas (-17,1%), seguido de las empresas unilocalizadas (-8,4%) y de las grandes superficies (-7,8%).

Según los datos del organismo estadístico, las ventas de los productos alimenticios se incrementaron un 0,4% en 2020, mientras que las de los no alimenticios disminuyeron un 10,3%. Entre estos últimos, el mayor descenso de las ventas se dio en el segmento de equipo personal (-27,4%), seguido de los otros bienes (-5,4%) y del equipo del hogar (-2,3%).

Las ventas del comercio minorista, sin incluir las estaciones de servicio, bajaron el año pasado un 5,7% en comparación con 2019, mientras que las ventas en estaciones de servicio se hundieron un 18,6%.

VENTAS Y EMPLEO EN 2020

La facturación del comercio minorista disminuyó el año pasado en todas las comunidades autónomas, especialmente en Canarias (-15%), Baleares (-14,6%) y Cataluña (-9,1%). Los menores descensos se dieron en Galicia (-2,5%) y Castilla-La Mancha (-3,2%).

También todas las comunidades mostraron recortes en los puestos de trabajo del sector respecto a 2019. Los mayores retrocesos se dieron de nuevo en Baleares (-6,9%) y Canarias (-4,7%), las regiones más afectadas por la parálisis del turismo que ha causado el Covid y por las restricciones para frenar su expansión.