Leroy Merlin gana un 58% más en 2020 y mantiene estables sus ventas pese al covid

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Leroy Merlin cerró 2020 con un beneficio de 100,2 millones de euros, lo que supone un incremento del 58% con respecto al ejercicio anterior y mantuvo estables sus ventas en España, con 2.650 millones de euros, a pesar de haber tenido cerradas sus tiendas gran parte del año por la crisis sanitaria del coronavirus.

En un ejercicio marcado por la pandemia por el Covid-19, que estalló a partir del mes de marzo, la compañía fue capaz de elevar sus ganancias con respecto a los 63 millones de euros registrados en 2019.

El director financiero de la compañía, Iñigo Pérez, ha precisado que este incremento no obedece a subidas de los márgenes, ya que en 2020 han invertido 20 millones de euros en la bajada de precio de productos. “Obedece a un plan de ahorros en todas las líneas, un tema de ajustes y de la reducción de inversiones, ya que el año pasado solo abrimos una tienda en Dos Hermanas (Sevilla)”, ha explicado durante la presentación de resultados del grupo.

“El coronavirus nos obligó a cerrar las tiendas, pero hemos conseguido mantener la facturación de 2019 y logramos un récord de ventas a distancia con la creación de nuevos canales como la venta telefónica. Hemos hecho un gran esfuerzo como equipo en 2020”, ha indicado el director general de Leroy Merlin España, Alain Ryckeboer.

El resultado de explotación (Ebit) se elevó un 50,5%, hasta los 127 millones de euros respecto al pasado año, gracias al plan de contención de inversiones de la compañía en 2020 que se retomarán en el presente ejercicio.

Durante la pandemia, la compañía apostó por la innovación con la puesta en marcha de varios canales para la venta a distancia cuando sus tiendas estaban cerradas. Así, lanzó el servicio de venta telefónica y la venta por WhatsApp, que han sido clave en la estrategia de la firma en 2020.

A través de estos canales, a los que se une el ‘online’, la compañía facturó 160,1 millones de euros, casi el triple de lo obtenido en 2019. La venta ‘online’ registró unas ventas de 91 millones de euros, lo que supone un incremento del 52%, registrando un hito histórico, mientras que la telefónica recibió 460.000 pedidos valorados en 69,4 millones de euros.

El director general de Leroy Merlin España, Alain Ryckeboer, ha subrayado que el canal ‘online’ es la “mayor palanca de desarrollo y crecimiento” de la compañía para los próximos años y prevé que suponga el 10% de la facturación de la compañía en uno o dos años.

De esta forma, la compañía estima seguir implantando nuevos canales de venta innovadores como el que está testando en la madrileña tienda de Rivas-Vaciamadrid como la videollamada y que prevé desarrollar en todas las tiendas durante este año.

En 2021, Leroy Merlin volverá a retomar su plan de expansión con la apertura de tres nuevas tiendas (León, Jaén y Tenerife) y con la culminación este año la convergencia de 17 establecimientos de AKI y el cierre de un local.

La compañía, que mantiene una fuerte apuesta por la inversión, destinará en 2020 un total de 108 millones de euros, de los cuales casi 27,5 millones de euros irán a tecnología (IT+Supply Chain), mientras que 67,4 irá a modernizar y transformación de las tiendas. Además, estima en crear 5.000 empleos a lo largo de este ejercicio en el mercado nacional, reforzando así su compromiso por España.

De esta forma, el director financiero prevé acabar 2021 con el objetivo de alcanzar una cifra de venta de 2.850 millones de euros, aunque reconoce que el reto de la compañía es intentar llegar a los 3.000 millones de euros.

Por su parte, el director general de la compañía ha anunciado durante la presentación de resultados la puesta en marcha de un nuevo formato de plataforma logística. Se trata de plataformas regionales para impulsar la diversificación y especialización local, que actualmente se está testando en Valencia.

La firma también probará durante este verano su establecimiento dedicado al jardín en la tienda de Palma de Mallorca, así como su formato de proximidad Leroy Merlin Express, que se está testando en Madrid, mientras que reforzará su apuesta por el mercado profesional, donde ven un “potencial enorme”. “No pretendemos ser la primera opción de compra para los profesionales, pero sí que nos consideren una opción para ellos”, ha señalado Ryckeboer.

Por otro lado, Leroy Merlin contribuyó en 2020 a las arcas del Estado con un total de 347,1 millones de euros, un 10% más, que se desglosan en 34,8 millones de euros el impuesto de sociedades; 24,3 millones de euros en otros impuestos; 167,2 millones de euros en IVA; 95,5 millones de euros en Seguridad Social, y 25,3% correspondientes al IRPF.

La multinacional mantiene su apuesta por proveedores españoles. Así, el 72% de los productos que venden son nacionales, ya que cuentan con 2.063 proveedores. La cifra de compra de la compañía a proveedores ascendió a los 1.529 millones de euros en 2020, de los cuales el 72% son nacionales (1.103 millones de euros).