Levi Strauss reduce un 23% el beneficio

La compañía estadounidense de ropa vaquera Levi Strauss obtuvo un beneficio neto de 49,7 millones de dólares (48,8 millones de euros) entre marzo y mayo de 2022, su segundo trimestre fiscal, lo que representa una caída del 23% en comparación con el resultado contabilizado por la firma textil en el mismo periodo del ejercicio anterior, informó la empresa.

El resultado de la empresa de moda vaquera en el trimestre se vio lastrado por el impacto adverso de 60 millones de dólares (59 millones de euros) en relación con el conflicto entre Rusia y Ucrania.

La facturación de Levi Strauss en el segundo trimestre de su año fiscal alcanzó los 1.471,15 millones de dólares (1.445 millones de euros), un 15,3% más que un año antes.

Levi Strauss registró un avance del 17% de sus ventas en América, hasta 776 millones de dólares (762 millones de euros), y del 3% en Europa, hasta 367 millones de dólares (360 millones de euros). En el caso de Asia, los ingresos de la compañía crecieron un 16% interanual, hasta 222 millones de dólares (218 millones de euros).

«Nuestros resultados del segundo trimestre demuestran el poder de nuestra estrategia, que continúa respaldando un fuerte crecimiento de los ingresos y la expansión de los márgenes», dijo Chip Bergh, presidente y consejero delegado de Levi Strauss.

De este modo, en el primer semestre fiscal de su ejercicio, la firma textil obtuvo un beneficio neto de 245,5 millones de dólares (241 millones de euros), un 18,5% más, mientras que sus ventas aumentaron un 18,6%, hasta 3.062,7 millones de dólares (3.008 millones de euros).

La multinacional espera lograr en el conjunto del ejercicio 2022 un incremento de la cifra de negocio de entre el 11% y el 13%, hasta un rango de 6.400 a 6.500 millones de dólares (6.285 y 6.383 millones de euros).

Asimismo, Levi Strauss confía en alcanzar un beneficio ajustado por acción de entre 1,50 y 1,56 dólares.