Lidl crea 2.000 nuevos empleos en España e incrementa un 13% sus compras nacionales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Lidl ha redoblado su compromiso con España en 2020, al crear 2.000 nuevos empleos e incrementar un 13% sus compras nacionales hasta los 5.200 millones de euros, según ha informado la cadena de supermercados, que alcanzó unas ventas netas de 4.825 millones en el año de la pandemia, lo que supone un incremento del 9,7% respecto a 2019, con una cuota de mercado del 6,1%.

“En un año extremadamente complicado para todos, hemos aprendido a adaptarnos a las circunstancias y a reaccionar centrando nuestros esfuerzos en velar por la salud y la seguridad de nuestros empleados y clientes, garantizar el abastecimiento de nuestras tiendas y redoblar nuestro compromiso con España”, ha afirmado el director general de Lidl España, Claus Grande.

“Desde aquí, quiero hacer llegar un mensaje de agradecimiento y admiración a nuestra plantilla y colaboradores por hacer posible que Lidl haya podido seguir prestando un servicio esencial a la población y a nuestros clientes por haber seguido confiando en nosotros, permitiéndonos contribuir de forma decisiva a la reactivación económica de un país por el que continuaremos apostando en el futuro”, ha añadido.

En su último año fiscal (entre el 1 de marzo de 2020 y el 28 de febrero de 2021), Lidl mantuvo su “ambicioso” plan de expansión e invirtió unos 350 millones en la apertura de cerca de 40 nuevas tiendas y la inauguración de una nueva plataforma logística en la localidad de Agüimes (Gran Canaria).

Con cerca de 1.700 millones de euros invertidos en la puesta en marcha de unos 180 establecimientos y tres almacenes en el último lustro, la cadena de supermercados ya cuenta con más de 630 puntos de venta y 11 centros logísticos en España.

Asimismo, Lidl continuará generando riqueza e impulsando la reactivación económica del país y en 2021 prevé realizar una inversión récord de más de 400 millones para reforzar aún más su presencia en todo el territorio.

En este sentido, la compañía estima sumar en torno a 40 nuevas tiendas a su red comercial y ampliar de forma decisiva sus recursos logísticos a escala nacional. Tras adquirir a principios de año unos terrenos en Parla (Comunidad de Madrid), en este ejercicio iniciará las obras de sus futuros centros en Escúzar (Granada) y Martorell (Barcelona) y en otoño pondrá en marcha la que será su nueva plataforma logística de referencia para el Norte de España en Nanclares de la Oca (Álava).

CREACIÓN DE EMPLEO

En un contexto “especialmente adverso” para el país, Lidl creó “más empleo que nunca”, con un total de 2.000 nuevos puestos de trabajo estables y de calidad en 2020. La cadena de supermercados prosigue así una senda de crecimiento que en los últimos cinco años le ha permitido consolidar cerca de 5.900 nuevos empleos hasta aumentar un 36% su plantilla, integrada por más de 17.000 personas.

El compromiso de Lidl con España también se traduce, según ha resaltado, en su “decidida” apuesta por afianzar su posición como principal comprador y exportador de la industria agroalimentaria del país.

En 2020, la compañía adquirió producto nacional por valor de 5.200 millones de euros, un 13% más que en 2019 y “un registro sin precedentes y particularmente remarcable” atendiendo a las dificultades de muchos proveedores para dar salida a su producción por las restricciones a la movilidad y los cierres parciales del canal horeca derivados de la crisis sanitaria, exportando más de la mitad a través de su red de más de 11.200 establecimientos en una treintena de países.

En apenas un lustro, Lidl ha incrementado hasta un 73% sus compras en España, donde ya colabora con unos 850 proveedores.

Por último, Lidl ha mantenido “más que nunca” su máxima de ofrecer los productos de mayor calidad al mejor precio del mercado. Para ello, la empresa ha reforzado recientemente su liderazgo en precios con bajadas permanentes de hasta un 50% en más de 360 productos de marca propia y de fabricante (un 15% de su surtido), cuyo surtido prevé ampliar en los próximos meses para estar cada vez más cerca del cliente español.

Esta iniciativa complementa la política de descuentos y promociones habituales de Lidl, que en 2020 se tradujo en un ahorro de más de 110 millones de euros.