Los escándalos más sonados que azotan a la comida rápida

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Hoy se ha conocido que el proveedor cárnico chino Husi, que tiene como principales clientes a Pizza Hut, KFC o McDonals, ha tenido que cerrar sus puertas obligados por las autoridades chinas. Un programa de TV ha desvelado que manipulaban las fechas de caducidad para poder vender carne en mal estado a sus clientes. Pero no ha sido el único caso alrededor de la comida rápida del mundo. Algunas sorpresas desagradables o malos empleados de las cadenas de comida se han llevado la palma. [Ver la galería]