Los fondos de capital privado logran retornos superiores al 13% en España

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La tasa interna de retorno (TIR) neta de los fondos de capital privado en España superó el 13,1%, en la media de las diferentes añadas entre 2006 y 2019, en línea con los resultados ofrecidos en otros países europeos y muy por encima de otros activos de inversión.

En el caso de los cinco fondos desinvertidos por Fond-ICO Global, la rentabilidad ha sido del 18,2%, según un análisis de la patronal española de capital privado Ascri y la consultora BCG, presentado este jueves.

La rentabilidad neta estimada del capital expansión y ‘venture capital’ en cartera de los fondos activos de Fond-ICO era del 11,6% al cierre del 2019, según recoge el estudio ‘Potencial del capital privado para las aseguradoras y fondos de pensiones en España’.

“Las diferentes metodologías de cálculo no permiten una comparabilidad directa, pero se observan valores de TIR similares entre el 10% y el 15%”, señala el análisis, que cifra en un 11,4% la TIR neta de Francia a 15 años y un 12,5% la rentabilidad bruta de estos fondos en Italia en diez ejercicios.

El análisis señala que la rentabilidad en Europa del ‘venture capital’ fue del 22% entre 2009 y 2019, se redujo al 15,3% en ‘leveraged buy out’ en ese periodo de diez años y fue del 15% en la estrategia de expansión.

Asimismo, el informe incluye valoraciones de inversores internacionales que aseguran que “el sector en España proporciona rentabilidades tan buenas o superiores a las de otros países del entorno”.

“Si sigue captando el interés internacional, la competencia por los activos podría hacer decrecer los retornos marginales, pero aún vemos potencial para seguir invirtiendo en España con rentabilidades atractivas”, advierten.

IMPACTO NACIONAL

La media de la inversión del capital privado en empresas españolas ascendió al 0,68% del PIB en 2019 y superó, por primera vez, la media europea, fijada en el 0,53% del PIB ese año. No obstante, aún existe potencial de mejora respecto a otros países vecinos como los Países Bálticos (0,95%), Reino Unido (0,89%), Países Bajos (0,83%), Suecia (0,82%) o Noruega (0,75%).

Según los datos de Ascri, el sector del capital privado ha beneficiado a 2.627 empresas en las que participa en España, con unos 440.000 trabajadores, a cierre de 2019.

La patronal estima que las empresas participadas por fondos incrementaron un 32% el empleo respecto a sus semejantes sin participación del capital privado, además de impulsar un 18% sus ventas y mejorar un 52% el resultado bruto de explotación (Ebitda) en comparación.

El estudio destaca que la tasa de inversión en capital privado de las instituciones nacionales, como aseguradoras y fondos de pensiones, es significativamente menor en España que en otros países. Además, de la inversión que realizan estas dos instituciones en ‘private equity’, en torno al 25% corresponde a activos nacionales y un 40% a internacionales.

En comparación con la media global, la inversión en capital privado de las aseguradoras en España es del 0,1% de sus fondos para invertir (frente al 2%), en fondos de pensiones representa el 1% (frente al 8,7%), en banca privada es un 3% (frente al 7,5%) y en las ‘family offices’ la diferencia es menor, con un 17% en España y un 20% a nivel global.

Para mejorar esta situación, la patronal considera que el regulador debe revisar la legislación de comisiones en cascada de los fondos de pensiones individuales y flexibilizar los coeficientes de inversión de los fondos de empleo, entre otras recomendaciones sobre las normativas de consumos de capital para aseguradoras.

DEPENDENCIA INTERNACIONAL

El análisis de los nuevos fondos captados por gestoras locales en 2019 concluye que las captaciones provenientes de aseguradoras y fondos de pensiones son menores que los que captan gestoras de países del entorno.

Por ello, Ascri justifica que la inversión en capital privado en España es “muy dependiente” de la inversión de las gestoras internacionales, que protagonizaron el 80% del volumen de las inversiones en 2020.