Los primeros SUV eléctricos compactos de Audi, el Q4 e-tron y el Q4 e-tron Sportback, ya están en España

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El Audi Q4 e-tron y el Audi Q4 Sportback e-tron son los primeros SUV eléctricos compactos de la marca de los cuatro aros. Se trata de dos versátiles vehículos todocamino para el uso diario, que transfieren el diseño progresivo de los prototipos a la producción en serie y que pueden conducirse sin emisiones.

Un paso adelante en Audi: el diseño exterior

Con el Q4 e-tron y el Q4 Sportback e-tron, Audi lleva un paso más allá el lenguaje de diseño de sus modelos eléctricos. Los dos SUV compactos trasladan a la producción en serie las líneas mostradas por los Q4 concept y Q4 Sportback e-tron concept a principios de 2019. Sorprenden sus proporciones, con voladizos delanteros cortos, ruedas grandes y músculos prominentes y bien definidos. Todos los trazos están dibujados con la mayor precisión y el tratamiento de las superficies se ha estudiado al detalle. En el Audi Q4 Sportback e-tron, la línea del techo de estilo coupé termina en una parte trasera muy expresiva, donde un spoiler se ubica encima de la luna,que está dividida en dos partes. Este diseño progresivo típicamente Audi es tan funcional como aerodinámico: el coeficiente de resistencia del Q4 e-tron es de 0.28, mientras que el Sportback alcanza una cifra aún mejor, logrando un Cx de 0.26.

En opción, los dos SUV eléctricos pueden incorporar los faros Matrix LED, que iluminan siempre la carretera con la mayor intensidad posible sin deslumbrar al resto de usuarios de la vía. Las firmas lumínicas digitales son una novedad mundial: el conductor puede cambiar entre cuatro diseños distintos mediante el sistema MMI touch. Una banda de luz une los grupos ópticos traseros. Para la carrocería se ofrece una selección de ocho colores, incluida la nueva pintura metalizada violeta aurora. Los acabados exteriores disponibles son cuatro: básico, Advanced, S line y Black Line.

 Un vehículo para todo y para todos: movilidad eléctrica sin concesiones

Gracias a su versatilidad, el Audi Q4 e-tron y el Q4 Sportback e-tron son los compañeros perfectos en cualquier situación. Con 4,59 metros de longitud, ofrecen a los pasajeros un amplio interior, más allá de los límites conocidos en su segmento. La habitabilidad es, en ambos casos, comparable a la de un SUV de gran tamaño, dado que no hay túnel central. La sensación de amplitud no se limita solo a los asientos delanteros; también en la parte trasera los ocupantes

Diferentes opciones mecánicas de batería y de carga

Existen dos variantes de batería y tres motores a elegir. La batería compacta del Q4 35 e-tron tiene una capacidad neta de 52 kWh (55 kWh brutos); en los Q4 40 etron y Q4 50 e-tron quattro la capacidad es de 77 kWh netos (82 kWh brutos).

El Q4 35 e-tron y el Q4 40 e-tron cuentan con un motor eléctrico que impulsa las ruedas traseras, con una potencia de 170 CV y 204 CV, respectivamente. La versión tope de gama, el Q4 50 e-tron quattro, dispone de dos motores eléctricos, de manera que el modelo ofrece una tracción total eléctrica. La potencia máxima en este caso es de 299 CV, que le permite cubrir la aceleración de 0 a 100 km/h en 6,2 segundos y alcanzar una velocidad máxima, limitada electrónicamente, de 180 km/h. Para una mayor eficiencia, el motor delantero entra en acción solo cuando se demanda una gran capacidad de aceleración o si se necesita mucho agarre. Otro factor importante en este sentido es el sistema inteligente de recuperación de energía, que tiene en cuenta los datos de navegación y topográficos.

Estos dos dos nuevos SUV eléctricos de Audi, se pueden cargar con diferentes potencias dependiendo de la batería, usando corriente alterna (CA) y corriente continua (CC). La batería compacta admite hasta 7,4 kW con corriente alterna y hasta 100 kW cuando se usa la carga HPC (carga de alta potencia), con corriente continua. De serie, la batería más grande permite hasta 11 kW con CA y hasta 125 kW con HPC.

El Servicio de carga e-tron Charging Service da acceso a cerca de 210.000 puntos de carga públicos en 26 países europeos, de los cuales 4.400 son puntos de carga rápida HPC, desde  abril de este año, accesibles con una misma tarjeta. Con la tarifa transit, los clientes que compran el Q4 e-tron no tienen que pagar ninguna cantidad fija durante el primer año. Además, se pueden beneficiar de las condiciones preferentes de la red IONITY: el kilovatio hora cuesta 31 céntimos, un descuento de casi el 60% respecto a la recarga sin el servicio de e-tron Charging Servic.

 

Conectividad inteligente: suspensión y sistemas de asistencia al conductor

La batería de alto voltaje de los Audi Q4 e-tron y Q4 Sportback e-tron se encuentra ubicada entre los ejes, lo que garantiza un centro de gravedad bajo y una distribución equilibrada del peso. Por su parte, los sistemas de control para la transmisión y la suspensión funcionan en estrecha colaboración. Todo ello da como resultado una conducción segura, deportiva y confortable. Opcionalmente, Audi ofrecerá una suspensión deportiva para todas las versiones Q4 e-tron, que reduce la altura de la carrocería en 15 milímetros, de serie en las versiones S line. Además, está disponible el sistema Audi drive select con diferentes modos de conducción, de serie en la carrocería Sportback, así como la dirección progresiva, que se vuelve más directa a medida que aumenta el ángulo de dirección, de serie en las versiones quattro. La suspensión con control de amortiguación, asociable a todos los motores, proporciona una dinámica aún más versátil.

En el catálogo de llantas, cuyo diámetro varía entre 19 y 21 pulgadas, se ofrecen algunos diseños aerodinámicos que juegan un papel importante en la mejora de la eficiencia.

 Interior y sistemas de control, totalmente innovadores

El interior de estos dos modelos SUV eléctricos compactos es espacioso y tiene un diseño minimalista, con la consola orientada al conductor. Está divida en áreas separadas e integra dos pantallas que, además de funcionales, se presentan como elementos de diseño. En la parte delantera, en el lado del pasajero, encontramos una superficie decorativa que, de manera opcional, puede ir cubierta de un tejido técnico innovador que contiene una proporción de materiales reciclados. La tapicería de los asientos, que contiene grandes cantidades de poliéster reciclado, está disponible para el acabado interior deportivo S line. También es totalmente nuevo el volante, con sus superficies táctiles que sirven al conductor para controlar la instrumentación digital.

Dispone de un maletero muy amplio de 542 litros de capacidad, que aumenta hasta 1.490 litros, con los asientos traseros abatidos. En el Q4 Spotback, la capacidad es de 535 litros ampliable a 1.460 litros.

El sistema de infotainment y la navegación se manejan principalmente desde la pantalla táctil central del MMI, que a finales de año estará disponible en una versión con un tamaño de 29,5 cm (11,6 pulgadas). La tercera interfaz operativa es el sistema de control de voz con reconocimiento de lenguaje natural.

En opción, los Audi Q4 e-tron y Q4 Sportback e-tron pueden ir equipados con otra innovación a bordo: el head-up display con realidad aumentada, que superpone la información de los sistemas de asistencia y los símbolos de navegación en el escenario real que el conductor tiene a su alcance de una manera perfectamente integrada. Esta información se muestra de forma dinámica en un gran campo de visión, dentro de una imagen virtual flotante, que simula estar a una distancia de aproximadamente diez metros o más del conductor, creando un efecto fascinante.

 Lanzamiento este verano y sus precios

El

Audi Q4 e-tron ya está disponible en el mercado español, mientras que el Q4 Sportback e-tron aterrizará en los concesionarios en septiembre. En España, el precio de partida para el Q4 35 e-tron arranca en los 44.460 euros, mientras que en el caso de la versión Sportback, el precio de acceso a gama es de 46.560 euros y el usuario tiene la posibilidad de beneficiarse de las ayudas a la compra de hasta 7.000 euros, con el plan MOVES III en la mayoría de las versiones.