Los salarios de la banca subieron un 3% en 2020 pese a los ajustes de personal, según Hays

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Los salarios del sector bancario tradicional subieron un 3% en 2020 respecto al año anterior pese a los ajustes de personal, el entorno de bajos tipos de interés y los efectos de la pandemia, según la guía salarial de Hays.

La compañía ha explicado en un comunicado que este aumento se debe a que ante la baja rentabilidad por los bajos tipos de interés, la banca privada es la única opción para generar rentabilidad, por lo que hay una “gran apuesta” por perfiles como asesor financiero, banquero privado o personal y gestor de patrimonio.

“El mercado de estos perfiles se está inflacionando bastante, porque hay mucha captación de talento de la competencia y ello hace que los salarios se disparen”, ha explicado el responsable del sector bancario en España, Ramón López.

Otro factor que ha influido en el alza de los salarios es el auge de las fintech, que están contratando a muchos perfiles de desarrollo de negocio y captación de inversores, según ha puntualizado López.

“Estas empresas tienen capacidad para pagar buenos sueldos por las rondas de financiación levantadas este último año y sus potentes inversores”, ha recalcado, en tanto que ha añadido que hay perfiles de banca tradicional que se están formando en entornos digitales para entrar a estas compañías.

Otros perfiles demandados son los gestores de recobros, los analistas de riesgos, asociados de M&A, analistas de reestructuraciones y analistas de deuda, debido a la falta de liquidez o los concursos de acreedores que se están llevando a cabo a causa de la crisis económica provocada por la Covid-19.

Asimismo, el 75% de las compañías del sector bancario tiene previsto contratar más empleados este año, frente al 60% de media. De estas empresas, el 67% afirma que las incorporaciones supondrán una subida respecto al año anterior.

Desde el punto de vista de los trabajadores, el 69% está buscando un empleo de forma activa, cuatro puntos porcentuales por encima de la media española, debido principalmente a que desean una mejora salarial, seguido de las oportunidades a largo plazo.