Made In Málaga, comprometida con el espíritu de los emprendedores de startups españolas

Made In Málaga es una empresa que destaca en el país por fomentar la creación y el desarrollo de nuevas startups. Esta iniciativa resulta muy positiva, ya que impulsa a los nuevos emprendedores a materializar sus ideas.

Este es un aspecto que, a fin de cuentas, puede impactar positivamente en el desarrollo económico del país, gracias a la generación de nuevos empleos y el crecimiento de un sinfín de sectores, siempre de la mano de la innovación tecnológica que actualmente está moviendo al mundo. 

La mencionada organización cuenta con dos planes fundamentales para convertir un proyecto en realidad y, sobre todo, para impulsarlo hacia el camino del éxito.

Los dos conceptos claves para el impulso de las startups 

Málaga Mind y Made In Málaga Lab son los dos pasos fundamentales que ha desarrollado Made In Málaga para concretar las novedosas ideas de los emprendedores que apuestan por el cambio y la evolución empresarial en el país. 

Málaga Mind es, literalmente, el punto de encuentro de los emprendedores donde es posible dar a conocer una idea de negocio, para después ser debatida la viabilidad de la misma, así como también la rentabilidad, posibilidades de financiación y, finalmente, llegar a la conclusión de si vale la pena el desarrollo e implementación de la startup.

Por otra parte, Made in Málaga Lab es, según lo describe la propia empresa, la contestación a la respuesta determinada en Málaga Mind. Es decir, la etapa en la que se propone poner en marcha el proyecto con la ayuda de un equipo profesional y multidisciplinar que hace un seguimiento exhaustivo del proceso. Así, el emprendedor podrá poner su iniciativa a prueba, buscar socios y capital.

Las startups han llegado para cambiar el modelo empresarial tradicional 

La competencia en el mundo empresarial tradicional está cada vez más reñida. Los negocios y las marcas deben enfocarse en crear nuevas estrategias para marcar la diferencia y estar un paso adelante.

No obstante, las startups o empresas emergentes parecen estar posicionándose, dado que cada vez son más las personas que tienen ideas de negocio singulares, basadas en la tecnología y las que cuentan con un potencial crecimiento.

El ecosistema de startups españolas es amplio. Evidentemente, desde que llegó la pandemia por covid, se redujo considerablemente la creación de las empresas emergentes; pero, desde el 2021, el panorama ha cambiado y se ha dado paso a nuevas inversiones en el país.

Por más extraña que parezca una idea de negocio, siempre es importante darla a conocer y acudir a empresas que ayuden a saber si es factible como, por ejemplo, Made In Málaga, un centro de negocios online.