Marqués de Murrieta, elegido el mejor vino del mundo, eleva sus ventas un 43% en el primer semestre de 2021

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Marqués de Murrieta, que ha recogido recientemente en Nueva York el premio que reconoce a su Castillo Ygay Gran Reserva 2010 como el mejor vino del mundo, tras un «duro» 2020 encara con optimismo este ejercicio en el que recupera ventas tras la crisis sanitaria del coronavirus que impactó en las bodegas y que culminará con la inauguración de las nuevas instalaciones técnicas de la bodega.

«El 2020 fue un año duro en todos los ámbitos. Vivimos cómo la restauración se cerró en su totalidad, dejando atrás a todo el equipo humano y por tanto a sus familias», ha reconocido el presidente y propietario de Marqués de Murrieta, Vicente Cebrián-Sagarriga, en una entrevista a Europa Press.

De esta forma, las ventas de la bodega en el canal Horeca se desplomaron, pero el cambio de hábitos hizo que el canal ‘online’ creciera y aumentara considerablemente la facturación en exportación.
«Partiendo de esta situación, el primer semestre de 2021 hemos conseguido cerrarlo con un incremento del 43% de facturación respecto al mismo periodo de 2020», ha avanzado sobre las ventas de la bodega riojana.

De esta forma, las exportaciones se elevaron en 2020 con la pandemia, haciendo que alcanzarán el 70% de su facturación total. «Las ventas fuera de España amortiguaron mucho la caída de las nacionales», ha reconocido el presidente de la bodega, consciente de que los numerosos premios recibidos por Marqués de Murrieta el pasado año, así como su sólida red de importadores y la ampliación de su distribución a países como Argentina, Venezuela, Georgia o Lituania, permitieron a la bodega impulsar sus ventas en el exterior.

Los vinos de la bodega riojana están actualmente presentes en casi 100 países, siendo Estados Unidos, Alemania, Reino Unido, Brasil, Suiza y Rusia sus principales mercados internacionales.

Otra vía de crecimiento para las bodegas ha sido el canal ‘online’, donde reforzaron su presencia durante la pandemia, aunque Marqués de Murrieta contaba con ‘ecommerce’ propio desde hace años. «Creemos en un canal ‘online’ responsable, coherente con nuestra red de distribución y que mantenga nuestros altos estándares de calidad en los envíos, con una atención personalizada de un departamento especializado», ha recalcado.

De esta forma, la bodega estima cerrar este 2021 alcanzando la cifra del 7% del total de la facturación a través de este canal.

El presidente y propietario de Marqués de Murrieta se ha mostrado «muy orgulloso» de haber recogido hace unas semanas el premio que reconoce a Castillo Ygay Gran Reserva 2010 como el mejor vino del mundo. «Este premio nos reconforta e impulsa a seguir en el camino que iniciamos hace años. Un trabajo honrado, serio, comprometido y respetuoso con el viñedo para poder elaborar vinos de alta calidad, ha sido el motivo de alcanzar este reconocimiento», ha señalado.

«El premio es al proyecto en su conjunto y es una maravilla que, teniendo una producción limitada como la nuestra, podamos llegar a tantos países y que nos reconozcan como referente de excelencia en el mundo del vino. Que uno de nuestros vinos haya sido elegido el mejor del mundo es una satisfacción enorme para nosotros, para Rioja y para el vino español», ha recalcado.

ESTUDIA UN PROYECTO CON HABITACIONES EN MARQUÉS DE MURRIETA

Respecto a la ‘hoja de ruta’ que encara la bodega española para los próximos años, el presidente reconoce que está centrado en la rehabilitación de la bodega, que comenzó en 2015 y prevé culiminar este año.

«La renovación de la bodega culminará este año con la inauguración de las nuevas instalaciones técnicas donde se lleva a cabo el minucioso proceso de elaboración de los vinos. Se trata de unos armoniosos edificios con 25.000 metros cuadrados construidos junto al Castillo de Ygay en el que se han invertido 26 millones de euros, y donde se han separado dos zonas de elaboración, una provista de depósitos de acero inoxidable isotermos, y otra zona para elaboraciones especiales provista de tinos de roble francés y depósitos de hormigón», ha explicado, avanzando que tras el término de las obras se inaugurará
finalmente toda la bodega con motivo del 170 aniversario de la firma.

Vicente Cebrián-Sagarriga ha avanzado a Europa Press que tras esta renovación trabajarán en actualizar la bodega Pazo de Barrantes en Galicia, y emprender la tercera fase de Marqués de Murrieta, con un posible proyecto de hostelería con habitaciones, pero «manteniendo siempre la esencia de Marqués de Murrieta», donde destaca la «calidad, el servicio y el cuidado por los detalles».