Más allá de Scrum; metodologías ágiles en la gestión de proyectos

Las nuevas dinámicas del mercado han supuesto un reto para el sector productivo, debido al aumento exponencial de la competencia. No obstante, han permitido un mayor acceso a las oportunidades de crecimiento de los negocios.

Esto ha hecho que las empresas deban implementar planes de organización, gestión y mercado mucho más innovadores y eficientes, de tal manera que puedan hacer frente a los cambios constantes a los que se ve sometida la industria.

eduMaster+ reconoce el panorama al que se deben enfrentar las organizaciones en la actualidad y por este motivo considera importante dar a conocer algunas de las metodologías ágiles para la gestión de proyectos o project management más allá de Scrum.

¿Qué otras metodologías de project management existen?

Aunque existen otras metodologías más allá de Scrum, eduMaster+ no busca desacreditar este método. Por el contrario, el portal reconoce que Scrum ha sido fundamental para el desarrollo de la gestión de proyectos tal como la conocemos, ayudando a empresas de todos los sectores a estandarizar y mejorar sus procesos. Aun así, existen otras metodologías como Agile que también ayudan a mejorar la gestión corporativa y de proyectos empresariales, ofreciendo una visión más amplia e integradora de todo el contexto corporativo.

Agile, además de influir positivamente en la optimización de los procesos, también se encarga de implantar cambios en la filosofía organizacional de la empresa, poniendo el foco en el cliente y dividiendo el flujo de trabajo en tareas más pequeñas, con una mayor cantidad de responsables y unos períodos más cortos de entrega. Esto supone una estrategia innovadora que sirve para llegar al mismo resultado en cuanto producto y plan de mercadeo, pero en menos tiempo y con mayor calidad.

Tareas pendientes y trabajo escalonado

Existe también la metodología de Modelo de Cascada, la cual se trata de un proceso lineal en donde el trabajo se realiza de forma escalonada y en orden secuencial. Esta metodología es de fácil implementación y muy sencilla de realizar, pero no ofrece un panorama integrado y articulado de toda la realidad de la empresa. Por este motivo, suele utilizarse en la mejora de tareas puntuales y procesos específicos que no necesitan de una visión amplia para su ejecución exitosa. Finalizando este listado, se encuentra la metodología Kanban, la cual busca representar gráficamente las tareas pendientes por realizar en cualquier proyecto, con el objetivo de visualizar los flujos de trabajo y tomar decisiones rápidas para agilizar su culminación. Por lo general, esta metodología utiliza un software que permita crear y arrastrar tableros en las diferentes fases del proyecto, aunque también pueden usarse otras herramientas visuales.

Los interesados en conocer más sobre el universo del project management y la gestión de proyectos, solo deben acceder a la página web de eduMaster+ y conocer los contenidos informativos que se publican en su portal con relación a esta área.