Más de 4.000 universidades americanas brindan becas deportivas y académicas a estudiantes de todo el mundo

Las personas interesadas en estudiar en Stanford con una beca de tenis o compaginar la formación en business con el fútbol en el centro de Wall Street están de suerte, porque ya pueden cumplir sus metas. Suena al típico “american dream”, pero no lo es.

Las becas deportivas y las becas académicas son una excelente oportunidad para vivir y estudiar en Estados Unidos. En este sentido, All American Education brinda la oportunidad para que miles de estudiantes extranjeros puedan nutrirse con la experiencia de una formación académica internacional. Cada año, las instituciones educativas americanas invierten un gran porcentaje de su presupuesto en la adquisición y retención de talento deportivo y académico a través de la concesión de estas becas.

Es habitual ver a universitarios en las grandes ligas profesionales como la NBA o la NFL, colgándose medallas olímpicas o dominando el circuito profesional de golf como lo hace Jon Rahm (previo paso por la Universidad Estatal de Arizona). Es por ello que los alumnos pasan a convertirse en activos de enorme importancia para las universidades. El desempeño tanto en el aula, como en el ámbito deportivo permite a las facultades trabajar en su reputación e imagen de cara los tan famosos rankings como el de FORBES y así retroalimentar este proceso y estimular su crecimiento de atracción del talento.

Fútbol, tenis, baloncesto, golf, atletismo, natación, rugby o voleibol, entre otras más de 15 disciplinas deportivas que forman parte de los programas educativos de las universidades que atraen student-athletes de todos los niveles y procedencias gracias a las becas, otorgándoles la posibilidad de asistir a algunas de las mejores instituciones educativas del mundo.

Sin este tipo de ayudas, un estudiante promedio debe invertir alrededor de 45.000 dólares cada año, algo inasumible para muchas familias en cualquier rincón del planeta.

Optar a una beca

Las universidades americanas tienen en cuenta distintas variables a la hora de ofrecer una beca: el desempeño académico durante los cuatro años previos al ciclo universitario (de 3º de la ESO a 2º de Bachillerato o equivalente), el nivel deportivo y el nivel de inglés.

Con base en estas tres variables, las universidades considerarán la cuantía de la beca que, en el mejor de los escenarios, puede llegar a cubrir al 100 % los gastos de matrícula y tasas académicas, alojamiento y manutención, libros y seguro de salud, así como todos los gastos relacionados con el deporte. Esto puede llegar a sumar más de 300.000 $ a lo largo de un grado universitario, una cifra que demuestra la apuesta de las universidades por el deporte como un motor de crecimiento. Es importante destacar que no todos los alumnos deben tener un nivel deportivo elevadísimo, ya que entre esas 4.000 universidades hay una gran variedad de niveles deportivos, otorgando así la oportunidad a muchos perfiles de deportistas diferentes. Incluso hay deportistas que consiguen una beca exclusivamente académica mientras siguen practicando el deporte que les gusta.

El proceso para conseguir una beca suele ser un proceso que requiere una preparación de entre 12-18 meses antes de acceder a la universidad para poder trabajar todas las variables con el tiempo suficiente. Desde el contacto continuo tanto con las instituciones educativas como con los integrantes del cuerpo técnico deportivo, los procesos de admisiones, las pruebas de inglés, etc. Es aquí donde entra en valor el trabajo de una agencia como All American Education, con un asesoramiento personalizado y especializado que lleva más de 11 años de experiencia en el sector. No en vano, más de 300 deportistas han vivido esta experiencia gracias al trabajo de Marco Verdasco, Hugo Taracido y Blake Ray, fundadores de All American Education y quienes cursaron sus estudios universitarios becados en Estados Unidos.

Tipos de becas

Principalmente, las universidades americanas ofrecen dos tipos de ayudas a las que se pueden optar. Las primeras y abiertas a estudiantes de todo el mundo son las becas académicas, que premian no solo el expediente académico del estudiante, sino también el perfil personal y las actividades extracurriculares. Muchas universidades tienen cupos de becas académicas específicas para estudiantes internacionales y ello supone una ventaja a la hora de aplicar a estas ayudas.

El segundo tipo de becas son las mencionadas becas deportivas, donde el perfil y proyección deportiva definirá la cuantía y porcentaje de la misma. En ocasiones, estas becas llegan a cubrir el 100 % de los gastos del estudiante y también pueden complementarse con las becas académicas.

Cada vez más alumnos españoles optan por dar el salto a Estados Unidos

La complicada vida universitaria en España lleva a que cada vez más alumnos españoles opten por dar el salto a Estados Unidos para obtener una titulación académica superior y llevar su potencial deportivo al siguiente nivel, disfrutando de los recursos y competitividad que las universidades americanas ofrecen.

Según un estudio realizado en el año 2020 por la NCAA (National Collegiate Athletic Association), a la que pertenecen 1.102 universidades en sus dos primeras divisiones, más de 1.300 alumnos españoles disfrutan en la actualidad de una beca deportiva en una de ellas, siendo el cuarto país del mundo que más atletas aporta al sistema educativo norteamericano, por detrás de los propios Estados Unidos, Canadá y Alemania.

Para los interesados en optar a una beca universitaria en Estados Unidos, solo deben contactar con All American Education para conocer sus posibilidades.