Mayéutica y el nacimiento sagrado. ¿Por qué resulta necesario que haya un mayor número de parteras?

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Mayéutica es la Escuela Latinoamericana de Parteras que está promoviendo internacionalmente un concepto que rescata las raíces mismas de toda la humanidad: el nacimiento sagrado. Este proyecto forma a las mujeres de Europa y América Latina como parteras, para retomar el nacimiento como una experiencia que pertenece a la familia.

La escuela fue fundada por dos parteras argentinas: Olivia Deane y Silvina Palaoro. Ambas comparten esta misión tan especial de expandir la partería autónoma en el mundo de habla hispana. Se podría decir que ambas son pioneras en este modelo y visión de una partería integral.

Mayéutica ofrece una preparación semipresencial que conjuga los conocimientos ancestrales con los avances de la ciencia para proporcionar las herramientas adecuadas para vivir una experiencia genuina. Se trata de una red de parteras que involucra a mujeres de los dos continentes, quienes se mantienen en constante comunicación, apoyándose y nutriéndose continuamente.

El nacimiento sagrado

La escuela de parteras Mayéutica nació en 2017, con la intención de devolver el protagonismo a la mujer en el parto. Desde hace muchas décadas, el parto se ha vuelto un hecho médico e industrializado, perdiendo así su sacralidad y dejando una sensación de vacío o incluso trauma en madres y bebés.

A partir de allí, surgió el concepto de nacimiento sagrado. Este principio rescata los conocimientos ancestrales de las parteras para integrarlos a la ciencia y diseñar una educación orientada a formar a las nuevas generaciones. “La partería tradicional es una elección, es otra forma de acompañar”, dice Silvina Palaoro. Agrega que lo que tratan en la escuela es de encontrar la mejor manera de cuidar a las mujeres en el momento del parto.

Para ello, cuentan con un equipo de expertos que brinda conocimientos en ciencias sociales de la partería o anatomía y salud sexual de la mujer. También gestación y desarrollo fetal, atención del embarazo normal, tratamientos holísticos y alópatas, neonatología y hasta reanimación neonatal. Es una preparación que no excluye los conocimientos de la ciencia médica, sino que los integra.

Acerca a la gente de todas las posibilidades

La labor de Mayéutica es la de volver a ponerse al servicio de la mujer. De mostrarle que ella es la dueña de su parto. Olivia Deane asegura que: »En las últimas décadas, el embarazo y el parto dejaron de ser hechos fisiológicos, para ser patogilizados por la industria médica».

En este orden de ideas, Mayéutica ha retomado estos acontecimientos de la vida como una experiencia donde se puede unir a las personas. Al diseñar un modelo educativo con clases online y encuentros presenciales, acerca a gente de todas las posibilidades y lugares. Las reuniones se dan en España, Argentina o Ecuador y en ellas se comparten experiencias y se adquieren nuevos conocimientos.

Dentro de su creciente plantilla de alumnas, Mayéutica cuenta con estudiantes de diversos países europeos y latinoamericanos. El concepto de nacimiento sagrado gana cada vez mayores simpatías de gente que ha comprendido el verdadero significado del parto. “El llamado a la partería se da en diferentes momentos de la vida”, asegura Deane, quien celebra que personas de diferentes naciones puedan participar. Tal como dice la OMS, “el mundo necesita más parteras”.