Merkel aboga por responder «con prudencia» al alza de la energía para no «inhabilitar» al mercado

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

La canciller de Alemania, Angela Merkel, ha abogado por reaccionar «con prudencia» al aumento de los precios de la energía para no «inhabilitar completamente» el mercado, al tiempo que ha defendido la necesidad de poner en marcha «mecanismos de apoyo social» para hacer frente a la situación.

«Creo que tenemos que reaccionar con prudencia, no debemos inhabilitar completamente el mercado, sino aportar más mercado, pero en cualquier caso necesitamos mecanismos de apoyo social», ha asegurado en declaraciones a los medios a su llegada a la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete en Bruselas.

Merkel ha subrayado la importancia de distinguir «claramente» los «desafíos» derivados del cambio climático, por un lado, y el escenario actual de escalada de los precios de la energía, por otro; subrayando así que el alza de los precios no está relacionado con la lucha contra el cambio climático.

«Ahora tenemos que preguntarnos qué lleva a que los precios energéticos estén tan altos», ha explicado, después de enfatizar que el paquete climático de la UE para reducir emisiones de CO2 es «otra cosa».

Los Veintisiete tienen previsto debatir en una de las sesiones del Consejo Europeo que arranca este jueves sobre la volatilidad en los mercados energéticos y España aspira a reactivar el proceso de medidas más ambiciosas para hacer frente a la situación, después de que la Comisión Europea circunscribiera la reflexión sobre las iniciativas que reclama España a una reflexión de medio largo plazo.

Para el corto plazo, el Ejecutivo comunitario aboga por priorizar medidas que ya están previstas en el marco europeo, por ejemplo con ayudas directas a hogares y empresas o recortes de tasas e impuestos que representan aproximadamente un tercio de la factura de la electricidad.

España, no obstante, piensa que esta respuesta es insuficiente e intentará que los jefes de Estado y de Gobierno hagan referencia a medidas más ambiciosas, como una plataforma para la compra conjunta de gas para crear una reserva estratégica, una mayor lucha contra la especulación en el mercado de carbono o una revisión del sistema energético europeo para que el gas pierda peso en la fijación de precios.

Sánchez pide más ambición para frenar el alza de la energía

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha pedido este jueves más ambición a los Veintisiete para frenar el alza de los precios de la energía, un asunto que, ha avisado, puede terminar afectando a la competitividad de la economía europea.

A su llegada a la cumbre de líderes de la UE, el líder del Ejecutivo ha insistido en que la escalda de precios de la energía afecta al bloque europeo en su conjunto y se necesita una actuación a nivel europeo. Ha subrayado que es un tema que importa tanto a los ciudadanos como a la industria, por lo que se debe dar respuesta también «desde el plano industrial».

Aunque ha calificado de «buen primer paso» el documento del Ejecutivo comunitario que propuso medidas para aliviar la escalada de precios a nivel nacional, Sánchez ha insistido en que España aspira a que haya «mayor ambición» en las medidas y a que la situación se afronte con «urgencia».

«Nos gustaría ir más rápido, pero en Bruselas y la UE los pasos se dan a un ritmo menos intenso del que desearíamos. Vamos a seguir trabajando para encontrar soluciones a nivel europeo mas allá de lo que hacemos en el plano nacional», ha subrayado el líder socialista, que ha dicho que ahora toca esperar más análisis sobre el auge de los precios y nuevos pasos de Bruselas, con la idea de que los líderes vuelvan a estudiar la situación en la cumbre de diciembre.

El objetivo de España es «avanzar en el debate». Los siguientes pasos, según Sánchez, son conocer el informe a mediados de noviembre de las asociación de reguladores energéticos sobre el funcionamiento del sistema eléctrico actual y las próximas medidas del Ejecutivo europeo.

ESPAÑA LIDERA EL DEBATE SOBRE EL PRECIO ENERGÉTICO

España ha liderado las propuestas en el seno de la UE para atajar esta crisis que afecta al bloque en su conjunto y que considera que debe tener una respuesta europea.

La Comisión Europea ya presentó una serie de medidas para, a nivel nacional, tratar de aliviar a corto plazo el incremento de los precios. Si bien las reformas de calado sobre el funcionamiento del mercado energético se dejaron para una reflexión a largo plazo.

Pese a celebrar que el tema se vaya a discutir entre los líderes europeos, España piensa que la respuesta comunitaria es insuficiente e intentará que los jefes de Estado y de Gobierno hagan referencia a medidas más ambiciosas, como una plataforma para la compra conjunta de gas para crear una reserva estratégica, una mayor lucha contra la especulación en el mercado de carbono o una revisión del sistema energético europeo para que el gas pierda peso en la fijación de precios.