Merlin dispara su beneficio y aumenta la ocupación de sus inmuebles

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Merlin obtuvo un beneficio neto de 254,4 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone un incremento del 127,6% respecto al mismo periodo del año pasado, al mismo tiempo que continuó incrementando su nivel de ocupación en todos sus inmuebles tras el paso de la pandemia.

Vista la normalización del negocio, el consejo de administración ha acordado el reparto inmediato de un dividendo a cuenta de 0,15 euros por acción con cargo al ejercicio 2021, que se complementará tras la decisión de reparto definitivo que adopte la junta general de accionistas, con el objetivo de una retribución total al accionista para el ejercicio 2021 de 0,40 euros por acción

La socimi especializada en los segmentos de oficinas, logística y centros comerciales facturó 381,3 millones de euros en este periodo, un 1% menos, mientras que su resultado bruto de explotación (Ebitda) fue de 277,4 millones, un 0,6% más, mostrando ambos indicadores cierta estabilidad respecto al año 2020.

El valor neto de los activos se situaba a cierre del periodo en 7.370 millones, un 0,8% superior, si bien no ha realizado una nueva valoración de la cartera, ya que esta solo se realiza en junio y diciembre de cada año.

En su cartera de oficinas, las rentas comparables siguieron mejorando gracias al aumento de la ocupación en 29 puntos básicos, para situarse actualmente en el 89,4%. La previsión de la compañía es alcanzar el 90% a final de año.

En logística, la cartera se encuentra prácticamente en plena ocupación, habiéndose realquilado el vacío existente en Barcelona PLZF por la salida de Nissan, lo que contribuyó a incrementar sus rentas en este negocio.

CENTROS COMERCIALES

De su lado, los centros comerciales continuaron recuperando la afluencia, aunque todavía se encuentra un 15% por debajo de la anterior a la pandemia, así como las ventas de sus inquilinos, que siguen siendo un 9% inferiores a las de 2019.

No obstante, la ocupación en los centros comerciales se acerca ya a niveles preCovid, en el 93,8%, con más de 23.000 metros cuadrados contratados en 2021. Además, sigue reduciendo las bonificaciones a los inquilinos aprobadas en el marco de la crisis sanitaria, con niveles de impago «anecdóticos», similares a los obtenidos en 2019. En cualquier caso, estas bonificaciones fueron de 23,7 millones hasta septiembre.

La compañía ha reiterado su objetivo de principios de año de alcanzar un beneficio operativo mínimo para 2021 de 56 céntimos por acción (actualmente se encuentra en 43 céntimos), y defiende afrontar el corto y medio plazo con un balance «muy sólido», justificado con una liquidez de 1.692 millones de euros. Su deuda financiera neta es de 5.324 millones de euros.