Miguel Padilla Campoy, nuevo secretario general de COAG

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

El agricultor murciano Miguel Padilla Campoy ha sido elegido este miércoles nuevo secretario general de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), en sustitución de Miguel Blanco, dentro de una Comisión Ejecutiva que contará por primera vez en su historia con tres mujeres y que acomete un importante relevo generacional al reducir la edad media de sus integrantes de 61 a 49 años, según ha anunciado la organización.

La comisión ejecutiva ha sido elegida durante la XV Asamblea General de COAG celebrada en Madrid. Junto a Padilla Campoy, formarán parte de ella Andoni García, responsable de ganadería familiar láctea (EHNE Bizkaia), Charo Arredondo, responsable de ganadera vacuno de leche (UGAM-COAG Cantabria), Jaume Bernis, responsable de ganadero de porcino (JARC-COAG Catalunya), Ángeles Santos, responsable de ganadera ovino de carne y leche (COAG Castilla y León), Andrés Góngora, responsable de agricultor de hortalizas en invernadero (COAG Andalucía), María del Carmen Pérez, responsable de ganadera canaria (COAG-Canarias) y Javier Fatas, responsable de agricultor alfalfa y forrajes (UAGA-COAG Aragón).

Durante su primera intervención al frente de COAG, Padilla ha alertado sobre los efectos del proceso de «uberización» del campo español. «En este momento nos estamos jugando el futuro de nuestro modelo de agricultura profesional y social», ha indicado.

«Cada vez somos menos agricultores profesionales y cada vez es más difícil el relevo generacional», ha señalado el presidente de la organización. «Sobre nuestro retroceso avanzan otros modelos basados en la integración, la concentración y la financiación del sector agrario a través de capitales externos y fondos de inversión. Aproximadamente la mitad de la producción final agraria en nuestro país, ya se encuentra en manos de sociedades mercantiles en este momento», ha añadido.

En este sentido, ha señalado que las políticas públicas deben enfocarse en el «gran reto» que es la «preservación, promoción, adaptación y fortalecimiento» del modelo social y profesional de agricultura mayoritario en Europa, es decir una agricultura con agricultores y agricultoras. «Es el modelo en el que creemos y estamos también seguros que son los hombres y mujeres del campo los que más pueden aportar al conjunto de la sociedad y al desarrollo económico y medioambiental de nuestro medio rural», ha asegurado.

Además, ha señalado que el otro pilar de la actuación de COAG seguirá siendo la revisión de las políticas de mercado, basándose en unos «precios justos y unas rentas dignas» para los trabajadores del campo, a través de un reequilibrio de la cadena agroalimentaria y el cese de las importaciones sin control.

«No puede ser que tengamos que competir con importaciones de terceros países que entran sin control y sin cumplir la normas que nosotros cumplimos, porque nos las impone la normativa comunitaria», ha sentenciado.

Asimismo, ha subrayado que la nueva comisión ejecutiva, tal como se recoge en la resolución aprobada por la XV Asamblea, convocará la Comisión de Igualdad de Género para comenzar los trabajos de adecuación de la estructura interna que permitan lograr los objetivos señalados.

RECONOCIMIENTO DESDE EL MINISTERIO

Por su parte, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, que ha participado en la clausura de la Asamblea General de COAG, ha reconocido el papel de interlocución de las organizaciones profesionales agrarias en defensa de las reivindicaciones de los agricultores y ganaderos, un trabajo que, según dijo, no es sencillo.

Planas ha reconocido la labor del secretario general saliente de COAG, Miguel Blanco, por sus casi 40 años de dedicación al sindicalismo agrario, gran parte de ellos al frente de esta organización. También ha felicitado al nuevo secretario general, Miguel Padilla, a quien ha reiterado el apoyo del Ministerio para contribuir a impulsar la agricultura familiar, profesional y sostenible.

En su intervención, ha garantizado herramientas eficaces para la actividad agraria, con las que responder con eficacia a los retos de futuro y lograr una agricultura más sostenible y rentable. En particular, ha destacado que tanto la nueva Política Agraria Común como el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia ofrecen oportunidades que se deben aprovechar. Según ha recalcado, «la PAC 2023-2027 va a ser la mejor PAC que los agricultores y ganaderos españoles han tenido desde 1992».

También ha señalado que el relevo generacional, el protagonismo de las mujeres y la innovación van a «transformar la fisonomía del medio rural» en la próxima década y no se deben «escatimar ningún esfuerzo para darles un futuro». «Sin jóvenes que se incorporen a la actividad agraria, España no tiene futuro», ha añadido.