Mutua Madrileña repercutirá al cliente la subida del impuesto a las primas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El presidente de Mutua Madrileña, Ignacio Garralda, ha indicado que está obligado por ley a repercutir la subida del impuesto a las primas de seguros que recogen los Presupuestos Generales de 2021, si bien tratará de compensar este encarecimiento con la rebaja de tarifas.

Así lo ha indicado Garralda en la cuarta jornada del ‘I Simposio del Observatorio de la Finanzas’ organizado por El Español e Invertia en relación a la subida del tipo impositivo del 6% actual al 8%, una medida anunciada por el Gobierno que afectará a las pólizas de coche, hogar y de vida (solo en las coberturas complementarias a la principal de fallecimiento).

“La subida del impuesto estamos obligados a repercutirla por ley, pero trataremos de compensar a la mayoría de los clientes bajando la tarifa sobre la cual sí somos soberanos”, ha dicho el presidente de la aseguradora. “Los conductores diligentes verán que su tarifa no se ha movido”, ha apostillado.

En esta línea, Garralda ha valorado “muy negativamente” la subida de este impuesto, señalando que en una situación de dificultad económica es una medida “contraproducente”. “Deberíamos dar más certidumbre y fortaleza financiera a las familias. Es un tema que va en contra de la clase media”, ha remarcado.

Por otro lado, el Gobierno también incorporó un recorte hasta 2.000 euros de la aportación máxima de los planes de pensiones individuales con derecho a deducción en el IRPF, desde los 8.000 euros actuales, mientras que en el caso de las planes de empresas se eleva la aportación máxima de 8.000 a 10.000 euros. Con esta medida, el Ejecutivo prevé ahorrarse 580 millones de euros en 2022.

Para el presidente de Mutua Madrileña, ha sido una “buena idea” apoyar al Segundo Pilar (planes de pensiones de empresas), que en España estaban paralizados desde hace 20 o 30 años en unos 70.000 millones de euros. “Hasta ahora han sido un fracaso absoluto, potenciarlos es bueno”, ha dicho.

En cambio, para Garralda no tiene sentido que los planes de pensiones empresariales tengan que pagarlos los del Tercer Pilar (planes de pensiones individuales), porque supone “desvestir a un santo para vestir otro”.

En su opinión, el Primer Pilar (planes de pensiones públicos) debería informar cuál va a ser la previsión de jubilación que va a tener cada español, la “famosa carta naranja”. “Sería oportuno que cada español sepa con qué cantidad va a contar cuando se jubile para que vea que no llega”, ha indicado.

En cuanto a los planes privados, apostaría por el modelo británico, en el que de forma automática las empresas, el propio empleado y el Estado aportan una parte. Solo en caso de que el empleado quiera descolgarse de este sistema lo hará, pero Garralda dice que en Reino Unido solo lo hace solo entre un 8% y un 9%.

En otro orden de cosas, Garralda ha recordado que Mutua Madrileña está tratando de dar un empujón a la actividad de gestión de patrimonios y servicio de inversión, paralelamente a su actividad aseguradora.

Garralda considera que la ventaja de Mutua Madrileña frente a los bancos, que habitualmente han sido más activos en esta actividad, es su independencia. “Se entiende que quien gestiona y asesora a clientes no tiene conflictos de interés, la banca sí los tiene, porque emite títulos”, ha remarcado.

En este sentido, ha reconocido que los bancos ahora tienen barreras supervisoras y más cualificación, pero ha dicho que siempre hay “una potencial tentación”. “Los independientes no tenemos esa tentación. La independencia está garantizada”, ha subrayado.

BUSCA SOCIOS EN PERÚ Y MÉXICO

Por otro lado, el presidente de Mutua Madrileña ha señalado que está buscando socios locales de primer nivel en Perú y México para asentarse en esos países, como ya ha hecho en Chile o Colombia.

“Nuestro modelo de salir al extranjero no es el de comprar lo que esté en venta, sino uno de alianzas. Queremos socios locales con una reputación magnífica y un buen balance, llegar solos nos da mucho miedo”, ha precisado Garralda.