Necesito un Abogado ayuda a reclamar intereses abusivos tarjetas de crédito y minicréditos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Como un despacho de profesionales especializados en reclamaciones bancarias, Necesito un Abogado ofrece a sus clientes acompañamiento durante todo el proceso ante las entidades financieras, desde la reclamación extrajudicial hasta la interposición de la demanda y la resolución judicial.

El prestigio de este grupo de profesionales se basa en una tasa de éxito superior al 94%, destacándose en reclamos por altos intereses en tarjetas de crédito, usura en préstamos personales, quejas por gastos y cláusulas hipotecarias.

Más de 10 años de experiencia

Los profesionales de este despacho de abogados son especialistas con más de 10 años de experiencia en este tipo de reclamos. Las personas los contactan a través de su página web o vía telefónica y, en menos de 24 horas, obtienen una atención personalizada. En la respuesta, los interesados reciben el presupuesto por concepto de honorarios.

Sobre esos honorarios, una de las ventajas competitivas de este bufete es que los clientes no pagan absolutamente nada por adelantado. Solo cobran una pequeña comisión del importe recibido por el cliente. El tratamiento de cada expediente está determinado por las circunstancias de su situación particular y, por ello, cada persona recibe una respuesta individualizada.

Necesito un Abogado es un concepto de servicio que cuenta con una amplia red de especialistas distribuidos en todo el territorio español.

Especialistas en reclamaciones bancarias

Las reclamaciones bancarias siguen una tendencia al alza en España. Según datos de las autoridades financieras, los españoles presentaron 21.320 reclamaciones durante el 2020, un incremento del 45,6% con respecto al 2019. El problema se agrava porque las entidades privadas siguen ignorando los dictámenes del Banco de España.

Esto hace imprescindible contar con el mejor acompañamiento legal en el momento de iniciar un reclamo financiero. Un caso particular son los minicréditos, que son productos financieros a devolver en plazos de entre 15 y 90 días. Cuando esto no ocurre, los altos intereses los convierten en créditos impagables para el usuario.

Algo parecido pasa con las tarjetas de crédito revolving, que son instrumentos financieros de pago aplazado. Sus altos intereses generan la sensación de que, a pesar de pagarlas regularmente, el capital de la deuda sigue creciendo. Necesito un Abogado asesora a los clientes para reclamar los intereses pagados de más e incluso exigir la nulidad del contrato.

Por ello, la asesoría de Necesito un Abogado es el respaldo legal oportuno al que las personas deben recurrir para solucionar cualquier reclamo bancario.