“Bruselas era el ‘poli malo’ de una película con el final escrito”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Tras el sí de Bruselas a España, se convierte en la confirmación del secreto a voces que llevaba tiempo entonándose por los pasillos. La UE abre la mano y se conforma con el 5,3% de objetivo de déficit, cinco décimas menos de las que presento Marino Rajoy, que en un principio, se mostró tajante a la hora de no tocar ni una coma de la “realista” cifra fijada desde Madrid, y que chocaba frontalmente con el 4,4% que exigía – ahora ya no – Bruselas.

Sin embargo y tras unos días, la decisión del Gobierno cambia, y el ministro de Economía, Luis de Guindos cede ante el 5,3 que propone ahora Bruselas, de la misma manera que cede Juncker que levanta la mano en casi un punto.

Un cambio, que según Francisco Blanco, vicerrector de la Universidad Rey Juan Carlos, se argumenta por la confianza que ayer se mostró en el gesto que el presidente del Eurogrupo le dedicó al titular de economía “aquella broma de Juncker a De Guindos (cogiéndole el cuello) es una pequeña muestra de la diferencia de confianza que Europa muestra hacia este Gobierno, con respecto al anterior”.

Con respecto al proceso de negociación que ha dado con un 5,3% de objetivo para España, el profesor de economía aplicada de la UCM, Francisco Villota aseguró que “había margen para la negociación, y el cambio de cifra es bueno para la UE, y es bueno para España”.

Por su parte, el profesor Sergio Plaza, aseguró que “lo más importante es que España haya reconocido que 4,4% era imposible, la lucha contra el déficit a corto era un suicidio, porque si se reduce el gasto en consumo, gasto en inversión, etc. los resultados son un  menor ritmo de crecimiento económico, una caída de ingresos fiscales y un incremento de déficit”.

El profesor Plaza también advirtió que “Bruselas tenía el papel de ‘poli malo’, de juzgar que esa no era la política oficialmente correcta (el 5,8% autoimpuesto por Rajoy), pero a nivel de pasillo, oficiosamente ha reconocido que no había otra”, como lo han reconocido los dos grandes portavoces en los mercados en artículos en FT y WSJ, sendos textos en los que reconocieron que el Gobierno no tenia otra posibilidad que subir su objetivo de déficit.

Por último y de cara a los próximos meses, el profesor Villota asegura que los primeros resultados de las reformas puestas en marcha por el Gobierno de Mariano Rajoy comenzarán a dar sus frutos en el tercer trimestre de este año por según afirma “De guindos es un hombre muy competente y esta tocando los palos adecuados para recuperar la economía española”.