La clave está en el pacto

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El candidato del Partido Popular, Javier Arenas, ha logrado este domingo, al cuarto intento, ganar por primera vez en esta comunidad unas elecciones autonómicas. Una victoria, sin embargo, insuficiente para gobernar en solitario, por lo que queda la puerta abierta para un pacto PSOE-IU, que permitiría la continuidad de los socialistas en el poder después de 30 años. El PP dista del PSOE en tan sólo un punto porcentual, aunque gana, Arenas ha perdido 450.000 votos desde las  elecciones generales.

La baja participación ha sido la protagonista de la jornada electoral, una muestra más que evidencia la insatisfacción de los ciudadanos ante la clase política. El otro gran protagonista de la jornada electoral en Andalucia ha sido Izquierda Unida. Parece que voto perdido en el PSOE se ha ido a la izquierda verde, que ha logrado 110.000 votos más, consiguiendo doblar sus escaños hasta los 12 asientos.

Por su parte, en Asturias, Partido Socialista, encabezado por Javier Fernández, ha vencido por la mínima y con la participación más baja de la historia, de apenas un 55,76%. El PSOE conseguiría 16 escaños en la Junta General del Principado, uno más que en 2011. Eso sí, le va a ser muy complicado gobernar, puesto que Foro de Asturias y el PP suman en conjunto los 23 escaños necesarios para ostentar la mayoría absoluta.