Diputados y senadores se congelan el sueldo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Este martes las Mesas del Congreso y del Senado tienen previsto aprobar los nuevos presupuestos para 2012 de cada una de las Cámaras y el de las Cortes Generales. Unas cuentas que sea ajustarán marcadas por una fuerte política de ajuste del gasto y con la congelación de las asignaciones para parlamentarios y grupos, con lo que se volverá a cifras de 2006.

Los capítulos afectados por el ajuste presupuestario son los de protocolo, viajes y subvenciones a los grupos parlamentarios, mientras que las retribuciones de diputados y senadores van a continuar congeladas por tercer año consecutivo. El sueldo base de cada diputado o senador continúa en 2.813 euros brutos al mes, a los que suman 1823 euros para los que son de fuera de Madrid y 870 para los electos por la capital, así como otros complementos según sus funciones en la Cámara.

Se prevé que el Congreso de los Diputados aplique un recorte de unos cinco millones de euros, lo que supone una disminución del Presupuesto del 5,7% respecto al año anterior. 

Se eliminará la aportación a los planes de pensiones, partida que disfrutaban hasta el año pasado, y con ella se ahorrarán casi 2,5 millones de euros, ya que suponía un gasto de unos 4.000 euros por cada diputado o senador al año. Se prevé también, que haya una disminución en el número de delegaciones internacionales de diputados y senadores, manteniéndose sólo aquellas a las que España está comprometida por acuerdos internacionales, como la del Consejo Europeo, la de la OTAN, OSCE, Unión Interparlamentaria y la Unión Mediterránea.

Con esta medida, la Cámara continúa con la reducción del gasto que iniciaba en 2010 cuando las cuentas caían un 0,52% respecto al ejercicio anterior. Recordamos que el último año en el que el Congreso subió su presupuesto fue en 2009, y tan sólo lo hizo un 0,89%.

Los ajustes se concretarán en la reunión de este martes en la Cámara Alta y se incorporarán al proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para 2012 que el gobierno va a aprobar el próximo 30 de marzo, una vez celebradas las elecciones de Asturias y Andalucía.