El Gobierno aprobará mañana el real decreto que “minimiza” el efecto de los deshaucios

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Luis de Guindos ha explicado que el decreto incluye un código de conducta "al que se pueden ir sumando las entidades financiera"s. Un código voluntario pero con “premio” al que se adhiera como incentivos fiscales. En él se establecerá un período para facilitar y aliviar las cargas de estas familias, posteriormente se podrá aceptar la posibilidad de la dación en pago, es decir, que con la entrega de la casa se salde la deuda con el banco, y además se permitirá que las familias puedan seguir viviendo en sus casas aún en marcha esa ejecución hipotecaria. Los objetivos de estas medidas los detallaba el ministro. 
" El objetivo es intentar aliviar este tipo de situaciones, dolorosas, y que las familias afectadas no tengan que ver cómo siempre el proceso acaba con el embargo y desahucio de su casa", ha puntualizado. De Guindos confía en que las entidades financieras se van a sumar a la propuesta ya que en su opinión, son "conscientes de este problema y quieren ayudar". Todavía no hay cálculos del número de familias que se pueden beneficiar pero sí habrá requisitos: que la vivienda embargada sea la única para la familia, que haya miembros en paro y que no reciban ingresos adicionales.