Grecia: en manos de los inversores privados

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Atenas confía en que la mayoría de sus acreedores privados se sume al acuerdo voluntario para la quita de su desorbitada deuda soberana, cuyo plazo de adhesión vence esta tarde a las 8. De momento, se calcula que cerca del 40-50% de las entidades privadas han dado ya su visto bueno.

El vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha instado a todos los acreedores a sumarse a la quita de deuda griega. La oferta de canje de bonos planteada por Atenas con el beneplácito de la Unión Europea supondrá una quita del 53,5% en los bonos soberanos griegos y una pérdida de valor real en las carteras de deuda soberana de Grecia de entre el 73% y el 74%.

Pero la cifra deseada sería conseguir un 75% de apoyos privados en esa quita. De no ser así, el país heleno tendría que recurrir a la activación de las Cláusulas de Accion Colectiva. Por su parte, según FEDEA Grecia es un enfermo terminal.