Morningstar: “La rebaja de previsiones del BCE no ha sorprendido a los mercados”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El BCE ha cumplido con las previsiones y mantiene por tercer mes consecutivo los tipos de interés del Euro en el 1%, el nivel más bajo de toda la historia de la moneda única. En la comparecencia ante los medios posterior a la reunión de la institución, su presidente Mario Draghi ha hecho pública la rebaja de las previsiones de crecimiento que maneja el organismo. Por un lado, espera que la economía en el Viejo Continente se recupere gradualmente a lo largo del presente ejercicio, gracias al tirón de la demanda externa y a los tipos bajos anteriormente mencionados. Sin embargo, su horquilla de crecimiento para este año se reduce ligeramente hasta el -0,5%/+0,3%, desde el -0,4%/+1% comunicado en diciembre. Mejores son estas perspectivas para 2013, aunque también inferiores a las emitidas hace apenas un trimestre. Ahora quedan en un rango del 0%/2,2%, frente al 0,3%/2,3% previo.

Por el lado de la inflación, el BCE anticipa una subida de los precios en 2012 de entre un 2,1 y un 2,7%, unas previsiones que quedan por encima del objetivo del 2% y de la horquilla del 1,5 al 2,5% manejada en diciembre de cara a este ejercicio. Estas cifras reflejan, como recalca Fernando Luque, la creciente preocupación por el precio que está adquiriendo el barril de crudo, en escalada constante en estas últimas semanas. De cualquier modo, el editor en España de Morningstar no ha observado esta jornada ningún impacto perceptible de todas estas modestas previsiones en los mercados.

No cree que se de el entorno propicio para volver a subir los tipos

El experto considera que, por ahora, los tipos de interés continuarán en estos mínimos históricas durante una temporada larga. “Lo normal es que el BCE espere a ver los efectos que ha tenido la segunda subasta de liquidez antes de cambiar el precio del dinero”, explica Luque. Aunque una corriente de analistas apunta a que se podría ver una subida de tipos próximamente, el editor de Morningstar se muestra bastante escéptico al respecto. “La situación económica es tan grave, especialmente en algunos países, que no creo que se vayan a ver subidas de tipos en mucho tiempo”, añade. Lo único que Luque entiende que podría empujar a la institución dirigida por Mario Draghi a subir de nuevo los tipos sería “alguna sorpresa negativa por el lado de la inflación”. Una eventualidad así supondría, para este experto, un cambio de escenario en la coyuntura europea. No obstante, sus previsiones pasan por que, dado el estancamiento económico, el precio del dinero continúe estable en ese 1%. De lo contrario, a su juicio, países como España, Portugal o Italia se verían seriamente perjudicados.