“La reducción del objetivo de déficit para España en 2012 sería buena para todos”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Antes de emitir sus recomendaciones para nuestro país de cara a este año, el ejecutivo europeo quiere analizar en detalle esas cuentas y conocer de primera mano los presupuestos que está elaborando el Gobierno para el 2012. En el caso de que finalmente la Comisión Europea no suavice sus requisitos de reducción de deuda para España este año, Fernando Luque subraya que la gran pregunta que sobrevendría sería la de qué se puede hacer ahora para recaudar capital adicional, qué nuevas medidas se van a promover para ello.

El editor de Morningstar advierte que esta situación puede agravar el círculo actual en el que se mueve nuestro país y tantas otras economías, en el que las medidas de austeridad repercuten en un menor crecimiento, lo que a su vez parece llevar a la aplicación de nuevos recortes. Es por ello que el experto destaca la importancia de convencer a la Troika para que se suavicen los nuevos objetivos de déficit este año. “Sería bueno para todos. Si se impone más austeridad, se dificultará el crecimiento, y eso no es bueno para los mercados en su conjunto”, explica Luque.

Finalmente no se activan los CDS ante el default griego

Otra de las principales noticias del día llegaba de la mano de la Asociación Internacional de Derivados y Swaps. La ISDA, que así se conoce por sus siglas en inglés, ha decidido que el canje de deuda pactado por el Gobierno griego con los tenedores de sus bonos no representa un evento de reestructuración de crédito, algo que hubiera supuesto la activación de los seguros de crédito frente al impago. Los CDS, por tanto, no se ponen en funcionamiento, aunque la ISDA ha advertido de que la situación del país mediterráneo se encuentra en una continúa evolución.

Fernando Luque asegura “no entender muy bien” esta decisión. “Todo el mundo reconoce que Grecia, de alguna forma, no ha cumplido con sus obligaciones”, explica Luque, razón que le parece de peso como para haber activado esos CDS. En cambio, la postura de dicha asociación de no considerar el de Grecia un default tradicional permite que los bancos no tengan que pagar. “Se ha hilado muy fino para intentar no pagar esos CDS”, entiende el experto, que considera que esta situación no es positiva y podría producirse también en algún otro país de la Eurozona en problemas.