Aranjuez se queda sin Unilever

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La multinacional Unilever ha decidido cerrar la planta situada en Aranjuez (Madrid) por el estancamiento de las ventas en Europa, la caída del mercado español y la falta de perspectivas de crecimiento. En la capital española la planta de la compañía está especializada en la producción de suavizantes y detergentes y cuenta con una plantilla de 166 trabajadores.

La multinacional de productos de consumo asegura que la planta de Aranuez es "la menos competitiva" de todas con las que cuenta, a pesar de que en los últimos años se ha puesto en marcha iniciativas que han tratado de evitar el cierre.  Los datos aportados por la entidad evidencian la evolución de la planta madrileña ya que  el retroceso de las ventas de detergente en polvo, que concentra buena parte de la actividad de Aranjuez, alcanza el 18%, en contraste con la subida del 126% del detergente líquido y del 118% del de cápsulas.

Unilever aclara que la decisión de cerrar la planta de Aranjuez no tiene ninguna repercusión sobre la factoría de Leioa, en Vizcaya, especializada en la fabricación de productos de alimentación,ni sobre las oficinas centrales situadas en Barcelona.

La empresa va a iniciar un proceso de diálogo con los trabajadores afectados para implantar un plan social en las condiciones.