Gracias a Iberdrola, el bono social también lo pagaremos todos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El Tribunal Supremo vuelve a ponerse de parte de las eléctricas y da la razón a Iberdrola que denunció el llamado "bono social". La sala tercera de lo contencioso-administrativo  ha dictaminado que las compañías eléctricas no deben financiar este bono social de la luz. Un bono creado a mediados de 2009 y destinado a los consumidores más desfavorecidos.

Consiste en una congelación de la tarifa de luz, hasta 2012 y que posterioremente se amplió hasta 2013, para potencias contratada inferiores a 3 kilovatios. Su público: pensionistas que cobran la prestación mínima, familias numerosas y familias con todos sus miembros en situación de desempleo. El Gobierno había establecido que las compañías eléctricas se encargasen de la financiación de esta ayuda, cuyo coste asciende a más de 100 millones de euros al año.

Gracias al recurso de la compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán, el Tribunal Supremo considera que  resulta "discriminatorio" que estas empresas tengan que asumir la carga de esta ayuda social, Tras la sentencia, el Ministerio de Industria debe no solo restituir el dinero pagado por las eléctricas, sino buscar el medio de financiación para los 150 millones de coste de la medida para este año. 

Un argumento más para la cartera de José Manuel Soria que esta mañana anunciaba una subida de la luz para el mes de abril despues de que el Supremo le diese la razon a Iberdrola y Endesa que recurrieronaal congelación del recibo eléctrico. Sin embargo, el ministro ya ha advertido que estos incrementos no sólo los pagarán los consumidores ni el Estado sino también las eléctricas.