Philips: “La salida está en la innovación”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El presidente de Philips, Ignacio Ayerdi, ve imprescindible renovar tanto el sector privado y el público. A su juicio, con políticas de recorte no se va a sanar la economía, y los beneficios fiscales a las empresas aunque pueden ayudar, no capean el temporal.

La premisa de Ignacio Ayerdi es innovar, porque a su juicio, los momentos actuales de recesión ofrecen “enormes oportunidades de transformación”. Compañías como Philips, que confían y apuestan por España, están convencidos de que “se dan las circunstancias para poder seguir creciendo y llevar al país a la senda del crecimiento”.

 En este sentido,  estima que aún se puede ahorrar en sus tres principales ámbitos de actuación: consumo, iluminación y salud.  Un ahorro que Philips ya ha probado en algunos ayuntamientos en los que han llegado a conseguir facturas del 50% en tres años.

Philips es consciente de los presupuestos que manejan las autonomías con una reducción significativa en sus planes de inversiones, pero su presidente,Ignacio Ayerdi, advierte de que “los problemas que tiene la economía española no se van a arreglar sólo con medidas de austeridad”.

Por esta razón, la compañía, según ha anunciado Ignacio Ayerdi, está contactando con las diferentes administraciones para convencer de que en proyectos selectivos de transformación, serán las inversiones fácilmente recuperables “las que nos ayuden a salir de la crisis.  Como ejemplo ha puesto la alternativa que hay para el mercado energético, sobre el que ha comentado que son necesarias inversiones en la eficiencia energética. “La tecnología LED está disponible con unos ahorros que están en el orden el 40%-50% de consumo de energía, frente a los sistemas de iluminacioń convencionales, por esto, es posible presentar a los Ayuntamientos programas de iluminación sin hacer ninguna inversión”. La explicación que ofrece Ayerdi ante esta iniciativa es que la sociedad junto a los proveedores de la tecnología se pueden financiar con los ahorros que se generan con la sustitución de esa fuente de luz. “No es necesario invertir para hacer esta transformación”, ha aclarado.

Respecto a la situación actual, considera que las empresas españolas han visto dañada su imagen debido a llevar tantas facturas sin cobrar a la espalda por parte de la Adminsitración.