103 razones de poca monta

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Que conste que a mí me parece muy bien que haya ricos, me refiero a los 103 con más dinero del país según la lista de Forbes. Me fastidia un poco más que haya ricos y pobres al mismo tiempo, que es una cohabitación que ni los franceses cuando la época de Miterrand, pero los milagros a Lourdes. Y sí, la verdad, resulta insultante. Pero no por los ricos millonetis, que con todo son pocos, ni tampoco por los pobres mismos, que bastante tienen con ser pobres como para pensar que tengan culpa de algo, los pobres.

Pero con todo y esto, a mí lo que me desazona es que haya esta especie de rito ancestral por hacer listas de ricos, en las que ahora ya entran las ricas que tienen todo de listas y nada de tontas. A lo mejor, es un decir, nos resultaba más útil hacer listas de pobres. Para que nos diera coraje de nosotros mismos como país y como sociedad enferma. Y de paso para dar ejemplo ante el mundo. Porque imitando a los ricos, o haciéndoles la pelota con listas como las de Forbes, de pobres no salimos. Eso se lo digo yo, y se lo digo ya.