Cuadrando cuentas, paralizando el país

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Los Presupuestos Generales del Estado podrían quedar en parte empañados por la primera huelga general contra el Gobierno de Mariano Rajoy unas horas antes. Los sindicatos amenazan con reventar los transportes y conseguir un paron generalizado de los mismos. La frase es “no nos responsabilizamos de lo que ocurra en aquellas CCAA donde no se han pactado servicios mínimos” Gracias por facilitar las cosas. Una huelga general que los empresarios cuantifican en un coste para la economia española de 1000 millones de euros, pérdidas de 350 euros para cada autónomo según este colectivo y una imagen de España fuertemente dañada para el Gobierno, que nos aleja más de Alemania y nos acerca a Grecia para la AEB. El Ejecutivo por ello pretende tranquilizar a los mercados con la presentacion de los presupuestos más austeros de los ultimos años. El presidente ya ha anunciado hoy un recorte en los ministerios superior al incialmente previsto..rondará el 15%. Eso sí. No habrá subida de impuestos como el IVA, tampoco recortes a funcionarios para evitar dañar el consumo. Si que se sospecha que haya subida de otros gravámenes como el de sociedades o los impuestos especiales: alcohol, tabaco y gasolina. También un ajuste muy duro en las infraestructuras y por supuesto sorpresas quizá poco gratas en algunas partidas presupuestarias. Hoy la alcaldesa de Madrid ha preparado sus propias recetas a nivel municipal: a menos de 48 horas para la convocatoria de huelga general ha eliminado el número de liberados sindicales y ha cortado por lo sano las subvenciones a los sindicatos. Sin subvenciones a estos, a la patronal o los partidos políticos hay de donde sacar sin meter la tijera en partidas sensibles al ciudadano. Éste ya tiene bastante con las eléctricas. Gracias a ellas la luz subirá hasta un 7% en el recibo de abril.