La Marca España, los antisistema, los idiotas y necios

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Lo de ayer fue bochornoso. Lo primero difícil de entender es como unos pocos antisistema sin objetivos, ni políticos ni personales, son capaces de “tomar” el centro de una ciudad como Barcelona. Al extremo que las autoridades aconsejaban a los ciudadanos de “a pie” no aparecer por allí. Es increíble que un gobierno democrático con el apoyo de la inmensa mayoría no tenga la capacidad de controlar y defender los derechos de la mayoría. Incompetentes sería la palabra. Me suena a “Principio de Peter”…

Pero más allá de los daños personales y materiales que, probablemente, han sido insignificantes está el daño que han causado a ese intangible tan importante que es la “Marca España”.

Una marca que en lo económico, empresarial y tecnológico siempre ha sido percibida muy por debajo de su realidad; pero que en lo humano y calidad de vida es la Nº 1 de Europa (espero que siga siéndolo…) ¡Hay que parar a esos idiotas! No es posible que ese grupo minúsculo; pero con tanta “mala uva” que no sabe dónde va; pero que se lleva por delante lo que encuentra, esté condicionando el bienestar y el futuro de 46 millones de habitantes.
Ahora bien, creo que hay algo aún peor, que podríamos titular “La conjura de los necios”, como el libro póstumo de John Kennedy, en el que su inadaptado protagonista, Ignatius J. Reilly antepone sus intereses descabellados a la realidad de su entorno buscando un sueño inalcanzable. Eso es lo que parecen estar haciendo el gobierno, la oposición y los sindicatos.

Mariano Rajoy y su equipo “callados” viendo cómo mantienen una confianza que recibieron el 20-N y están diluyendo por falta de comunicación. Y que, de seguir así, les va a durar poco. Siguen creyendo que tienen razón y que, a larga, se la vamos a dar sin que tengan que explicarnos nada. ¡Grave error! Tienen que explicar de forma que lo entendamos todos, no sólo los expertos, qué hacen, porqué tienen que hacerlo y quién les dejó esta situación.

Por otro lado una oposición “quemada” por incompetente y trasnochada; pero con un líder “Dr.” Pérez Rubalcaba, gran “propagandista” de un mal producto. Preocupado únicamente por ver si le da tiempo a cambiar la tendencia del voto antes de que la edad lo “retire”.

Y unos sindicatos dirigidos por gente como Cándido Méndez (que de cándido tiene poco…) e Ignacio Fernández Toxo (un “obsoleto” en ideas y planteamientos) empeñados en mantener sus privilegios a cualquier coste, aunque su representación sea mínima.

Mientras tanto la Marca España, y sus 46 millones de propietarios, perdiendo valor a pasos agigantados. ¡Un desastre! ¡Una lástima! Un coste que pagamos entre todos mientras lo “disfrutan” unos pocos que ni siquiera se lo ganan…

Raúl Peralba
Un “inconformista”.