Marca España y el coche Pegaso

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

España no va a ser un país de “I+D+i” por decreto que proponga nuestro actual Ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, se refrende en el Parlamento con la propuesta de Mariano Rajoy y finalmente lo firme el Rey Don Juan Carlos I de Borbón. Hay que construir una imagen a partir de comunicar de forma mejorada (¡No cambiada a voluntad!) realidades actuales y pasadas.

Sé que lo que viene a continuación es muy especial y consecuencia de una afición personal, que también el Ministro Miguel Arias Cañete tiene muy desarrollada, los coches clásicos.

Entre el 21 y 25 de Marzo tendrá lugar en ESSEN, Alemania, TechoClassica la feria de automóviles clásicos  probablemente más importante del mundo.

El cartel de 2012 tiene como motivo principal un coche Pegaso, modelo Berlineta Enasa, de 1952. Este año la feria se dedica a recordar ese modelo extraordinario que se Investigó + Desarrolló + innovó en España por el INI (Instituto Nacional de Industria de España) a través de la Empresa Nacional de Autocamiones S.A. (ENASA).
Lo interesante es que cada año TechnoClassica tiene un referente histórico. En 2011 lo dedicaron a celebrar los 50 años del Mercedes Benz “alas de gaviota” y en 2010 los 100 años de Alfa Romeo. ¡Es decir el Pegaso está al nivel de los mejores!

El Pegaso fue una iniciativa del primer presidente del INI, Juan Antonio Suances, que comenzó en instalaciones de Hispano Suiza comprada por el Gobierno Español en 1946. La producción de los “supercoches” Pegaso se enmarcó en la búsqueda de un símbolo que actualizara un pasado industrial en un sector donde España había tenido un protagonismo muy selectivo; pero relevante con los Hispano Suiza, hoy una de las joyas más preciadas de la historia del automovilismo. El proyecto que dirigió el ingeniero español Wifredo Ricart (1897–1974) con una plantilla de expertos que se trajo de Alfa Romeo, donde trabajaba al comenzar la Segunda Guerra Mundial. Tal vez por eso el Pegaso ha sido un automóvil de diseño revolucionario por la aerodinámica. Entre quienes fueron propietarios satisfechos de estos “superdeportivos” se puede mencionar al Sha de Persia, Baron Thyssen, Leónidas Trujillo y un Presidente de Portugal, Craveiro Lopes.

Los Pegasos deportivos Z-102 y Z-103, fueron construidos entre 1951 y 1957. Destacaban por un diseño, una tecnología y una calidad industrial de muy alto nivel para la época y se encontraban entre los automóviles de mejor calidad de fabricación a nivel mundial (sobre todo las carrocerías especiales como el Thrill, Berlineta Cúpula o Cabriolet Saoutchick.

Todo ello en la misma fábrica de uno de los camiones. “el Pegaso”, que ha sido parte de la historia del automóvil y con una presencia significativa en muchos países latinoamericanos. Este es otro sector industrial español sobre el que algún día alguien tendría que explicar porqué no se ha sabido defender las marcas. O tal vez, viendo donde estaba la fábrica, N-II al lado de Madrid, haya alguna explicación relacionada con un “pelotazo” inmobiliario. Pegaso se vendió a los italianos de Iveco que diluyeron la marca, en 1990…

Y este “supercoche” para los entendidos, es la referencia TechnoClassica, que va a recibir unos 200.000 visitantes, sin que ninguna autoridad española (¡incluyendo nuestra Embajada en Alemania!) se haya enterado y le saque alguna ventaja.

Pero de qué nos extrañamos si muchos de los que quieren hacer de España un “campeón” del I+D+i no saben que además del futbolín, el chupa-chups y la fregona aquí se ha inventado la primera máquina para jugar al ajedrez (precursora de los ordenadores); el autogiro y el submarino.
En fin, ¿cuándo tendremos un “guardián de las marcas” que comience por recordar lo  ingeniosos que hemos sido y podemos ser; en lugar de dedicarse al “wishful thinking”…?

Raúl Peralba
Autor de “El posicionamiento de la Marca España” (Editorial Pirámide-2010)
www.positioning.ws