Nueve de cada diez coches vendidos por Renault en Europa serán electrificados para 2030

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El consejero delegado del grupo Renault, Luca de Meo, ha anunciado que nueve de cada diez coches que la marca del rombo venderá en Europa serán electrificados para 2030, con el objetivo de ser la firma más ‘verde’ del continente.

Así lo ha señalado De Meo en el marco del evento virtual ‘Renault Talk #1’, llevado a cabo este jueves para presentar la visión de la compañía dentro del plan estratégico Renaulution. En este sentido, de aquí a 2025 Renault lanzará siete modelos en los segmentos C y D, todos ellos electrificados, empezando por el Arkana.

Con una estrategia comercial centrada en el valor, Renault pretende ser un fabricante puntero en tecnología y servicios, pero liderando la transición energética en el marco de un modelo de negocio más sostenible y responsable con el medio ambiente.

Sobre cuándo los coches eléctricos tendrán la misma rentabilidad que un modelo de combustión, De Meo ha indicado que en la actualidad la rentabilidad bruta ya es superior, aunque porcentualmente hablando continúa por debajo.

Sin embargo, ha apuntado que sobre 2025 o 2026 esto podría modificarse y los vehículos ‘cero emisiones’ alcanzarán la rentabilidad que en la actualidad tienen los automóviles propulsados por combustibles fósiles.

“Todo dependerá de las nuevas generaciones de baterías y las nuevas plataformas”, ha apostillado el directivo, que ha asegurado que de cara a 2030 todo el grupo tendrá hasta 24 modelos electrificados, de los cuales unos 11 serán 100% eléctricos, que estarán basados en dos plataformas desarrolladas por la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, una para vehículos de tamaño medio y otra para pequeños.

En concreto, en el primer semestre del año que viene llegará el Mégane E, la versión 100% eléctrica del vehículo, mientras que también a principios del próximo ejercicio estará en el mercado un vehículo comercial ligero de hidrógeno. La marca ha reconocido que para 2025, el mercado europeo estará electrificado “masivamente”.

Renault también prepara más motorizaciones híbridas en el futuro. Así, los segmentos superiores, en especial el C-SUV, contarán con la llegada de un nuevo motor de 1.2 litros y tres cilindros híbrido de 200 caballos de potencia en 2022, mientras que desarrollará 280 caballos en la variante híbrida enchufable, que desembarcará en 2024.

ADELANTARSE AL FUTURO

El objetivo de Renault es adelantarse a lo que el consumidor espera de la movilidad, lanzando coches con menos emisiones y más conectados. Además, pretende ser más sostenible como empresa, por lo que utilizará materiales reciclados de vehículos en desuso en sus nuevos modelos.

Con todo esto, la marca aportará unos 8.000 millones de euros al Producto Interior Bruto (PIB) de Francia cuando esta “revolución” se complete, según calcula De Meo, que ha asegurado que Renault también continuará desarrollándose a nivel internacional como una firma global.

En este sentido, la firma del rombo invertirá en sus mercados históricos con fuerte potencial y alto nivel de localización como Brasil, Turquía e India, al tiempo que controlará sus riesgos en dichos países.

En Europa, Renault se basará en sus principales mercados, como Francia, España, Italia, Alemania y Reino Unido, con una hoja de ruta clara: desarrollar su liderazgo en materia de movilidad eléctrica y acelerar la ofensiva en el segmento C y en el mercado de vehículos comerciales.