Otros 2.700 empleados de CaixaBank acogidos al ERE dejarán el banco el 1 de enero

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Otros 2.700 empleados de CaixaBank que voluntariamente se acogieron al Expediente de Regulación de Empleo (ERE) se desvincularán del banco el próximo 1 de enero, según informaron fuentes de la entidad a Europa Press.

Tras la absorción de Bankia, CaixaBank y los sindicatos firmaron un acuerdo laboral para 6.452 salidas voluntarias, que finalizó con un total de 8.208 solicitudes, de las que 6.058 ya han sido aceptadas.

La primera ventana de salidas tuvo lugar el pasado 1 de noviembre y supuso la extinción de 1.203 contratos. En los últimos días el banco ha ido informando de la fecha de extinción de contrato a las personas cuya salida se materializará en la segunda ventana, la del 1 de enero de 2022.

Ese día se producirán otras 2.700 desvinculaciones, de manera que CaixaBank comenzará el nuevo año 2022 habiendo ejecutado 3.903 salidas voluntarias, que representan el 60,5% del total de bajas acordadas en el ERE.

Durante la presentación de resultados del tercer trimestre, el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, comunicó que habría una tercera ventana de salidas el 1 de marzo y anticipó que los planes del banco pasaban por haber ejecutado el 70% del ERE al cierre del primer trimestre de 2022.

Aunque ello supondría que alrededor de otros 600 empleados dejasen CaixaBank en marzo, fuentes sindicales consultadas por Europa Press explicaron que el volumen de empleados que se desvincula del banco en cada momento se va definiendo en función de la estrategia comercial y de negocio.

Por ello, la cifra de salidas a materializar en la tercera ventana podría no coincidir con dichas previsiones. De hecho, el acuerdo firmado recoge que el plazo de ejecución de las medidas previstas se extiende hasta el 31 de diciembre de 2022.

REDIMENSIÓN DE LA RED DE OFICINAS

El ajuste de empleo va acompañado de una redimensión de la red de oficinas, un proceso que se desarrolla de forma continua y que supondrá el cierre de 1.500 oficinas y el despliegue de oficinas ‘Store’.

Las oficinas ‘Store’ tienen mayor tamaño, horario de apertura ininterrumpida de mañana y tarde, un equipo de gestores expertos en asesoramiento financiero para los diversos segmentos de clientes y un diseño más tecnológico.

CaixaBank contaba al cierre de septiembre con 581 oficinas ‘Store’ y su previsión es alcanzar los 625 centros ‘Store’ al cierre de 2021 y las 725 en abril de 2022. De esta cifra, un total de 144 serán nuevas aperturas y 44 entrarán en funcionamiento este año.

Este tipo de centros están especialmente adaptados al entorno urbano, mientras que para el entorno rural la entidad dispone de otros modelos de oficina. CaixaBank, con presencia en más de 2.200 municipios (en 389 es la única entidad con representación), tiene el compromiso de no abandonar ninguna localidad.