Pedro Sánchez: «Me gustaría que las cosas fueran más rápido en Bruselas»

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado este lunes que el «desboque» de los precios de la luz es uno de los temas que «más ocupa» a su Ejecutivo, porque «es uno de los temas que más preocupa» a los ciudadanos, y ha reiterado su intención de llevar este debate al Consejo Europeo que se celebra esta semana.

Este Consejo Europeo tendrá lugar el 21 y el 22 de octubre, una semana después de la comunicación que emitió la Comisión Europea tras las demandas de España, Italia y Francia para que ayudara a rebajar de forma inmediata los precios de la luz y en la que Bruselas dejó en manos de los gobiernos las medidas a adoptar, aunque abrió la puerta a estudiar algunas propuestas, como las compras conjuntas de gas.

«Me gustaría que las cosas en Bruselas fueran un poquito más rápidas. Yo empecé el debate de los fondos europeos con un documento que presentamos a Europa donde apelaba a un gran Plan Marshall para recuperarnos y superar la crisis del Covid. Entonces tuvimos muy pocos apoyos. Hoy contamos con más apoyos en este debate inicial sobre el gas y el precio de la electricidad y vamos a perseverar en ello», ha señalado Sánchez en una entrevista con la cadena SER recogida por Europa Press.

El presidente ha explicado que el Gobierno de España planteará en el Consejo Europeo tres cosas: revisar el sistema de formación de precios en el mercado de electricidad europeo, negociar compras conjuntas de gas para crear una reserva estratégica en Europa y luchar contra la especulación financiera en los mercados de emisión de CO2.

Sánchez ha afirmado que su Gobierno ha implementado muchas medidas en el ámbito energético durante los últimos años, como el recorte de los ‘sobrebeneficios’ a las eléctricas, la prohibición de los cortes de suministro y la protección al consumidor vulnerable, la adopción de medidas fiscales para amortiguar los elevados precios de la luz en el mercado mayorista y reformas estructurales para impulsar las energías renovables.

REFORMA LABORAL

Sobre la reforma laboral de 2012, ha reiterado que su intención es derogarla porque no ha resuelto los problemas «endémicos del mercado laboral» y acometer una modernización del mercado de trabajo en esta legislatura con los siguientes objetivos: reducir el número de contratos; convertir en estructural la fórmula de los ERTE «como alternativa al despido puro y duro»; renovar las políticas activas de empleo para alinear la demanda con la oferta formativa; resolver el problema de las subcontratas, e impulsar un plan de empleo joven que ofrezca oportunidades a este colectivo.

Sánchez ha recordado que la reforma del mercado de trabajo es uno de los compromisos que España ha adquirido con Bruselas en el marco del Plan de Recuperación y ha añadido que «hay que dar una oportunidad al diálogo social» para acordar esta reforma, porque las reformas que perduran son precisamente las que cuentan con mayor consenso.

«Tenemos que mirar hacia adelante, actualizar el mercado laboral y reindustrializar el país con los fondos europeos», ha destacado el presidente del Gobierno.