PharmaMar «hunde» su beneficio a más de la mitad

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

PharmaMar registró un beneficio neto atribuido de 54,7 millones de euros en los nueve primeros meses del año, un 140% menos que las ganancias de 131 millones contabilizadas en el mismo periodo del año anterior, según consta en el informe de cuentas trimestrales de la empresa.

La cifra de negocio del grupo se situó en los 143,9 millones de euros, un 54,3% menos. Esta diferencia se explica en buena parte por la caída de ingresos por licencias y desarrollo (-81,2%), que se debe al pago inicial de un acuerdo de licencia con Jazz Pharmaceuticals, así como por la aprobación de lurbinectedina en Estados Unidos.

Estos hechos se produjeron en el primer semestre de 2020 y se están reconociendo en la cuenta de resultados en función del grado de avance de los compromisos contractuales.

Los ingresos recurrentes, conformados por las ventas netas más los royalties recibidos de las ventas realizados por los socios de la empresa, crecieron hasta los 119 millones de euros, un 31% más con respecto al ejercicio anterior.

Los ingresos procedentes de la venta de producto fueron de 92,1 millones (9,8%); mientras que los de royalties se situaron en los 27,2 millones (265,8%).

Como en trimestre anteriores, el incremento de los ingresos recurrentes se explica sobre todo por el buen comportamiento del negocio de oncología. De este modo, los ingresos por ventas en este área ascendieron hasta los 88,7 millones de euros en lo que va de 2021, que supone un incremento del 21% en comparación con el año pasado.

La empresa ha destacado el crecimiento de ingresos de Zepzelca en Europa bajo el programa de autorización de uso compasivo, con 23,3 millones de euros a cierre de septiembre, un 77,7% más. Por su parte, las ventas totales de Yondelis se mantuvieron en niveles similares a los del ejercicio anterior, con 56,5 millones de euros.

El grupo farmacéutico cerró septiembre con una tesorería (caja y equivalentes más inversiones financieras) de 222 millones de euros y una deuda total de 50,7 millones. Esto supone una caja total neta de 171,3 millones de euros.