Por PuntoSeguro, ¿hasta qué edad dura un seguro de vida?

Un producto pensado, generalmente, para adultos jóvenes, con hijos aún en sus primeros años de vida o hipotecas recién adquiridas, entre otras situaciones, es el seguro de vida.

Sin embargo, son varias las situaciones que motivan a una persona mayor, por diversas situaciones, a buscar un seguro de vida para proteger el futuro de sus familiares.

Conseguir un seguro de vida a una edad avanzada es posible, pero tiene ciertas complejidades, ya que las tarifas y los límites de tiempo de la cobertura varían entre diversas aseguradoras. Para tomar una decisión adecuada, PuntoSeguro ofrece una asesoría independiente que ayuda a estas personas a comparar las ofertas entre diferentes aseguradoras y a despejar todas sus dudas sobre los límites de edad que puede tener un seguro de vida.

Los límites de cobertura se acuerdan según la edad del asegurado

La mayoría de los seguros de vida tienen un límite de edad en sus términos. Por lo general, está alrededor de los 70 años, edad tras la cual es casi imposible hallar una opción de seguro accesible. Sin embargo, cada aseguradora puede poner sus propias condiciones y límites de edad tanto para la cobertura como la contratación de un seguro de vida, ya que estos parámetros no están especificados en ninguna normativa. Sin embargo, estos límites se fijan generalmente según la edad y los factores de riesgo del asegurado, así como los servicios de cobertura principal y complementaria que ofrece la póliza.

Para la mayoría de las aseguradoras, la edad máxima para contratar un seguro de vida ronda entre los 65 y 70 años, mientras que la edad máxima para renovar su cobertura principal, que es el fallecimiento del asegurado, llega hasta un techo de 80 años.

Por otro lado, para renovar la cobertura complementaria, que corresponde a invalidez, casos de accidentes o enfermedades graves, entre otras situaciones, la edad máxima suele ser de 75 años.

Una buena asistencia para personas mayores que buscan un seguro de vida

Pese a las dificultades para los adultos mayores de 65 años, no deja de haber casos en los que estas personas se ven empujadas a buscar un seguro de vida. Por ejemplo, algunos de ellos tienen una hipoteca vigente. Otros, por diferentes contextos, forman una segunda familia o incluso, en algunos casos, tienen hijos o nietos que dependen económicamente de ellos, lo que les impulsa a buscar un seguro de vida.

PuntoSeguro es un servicio de asistencia que ofrece la posibilidad de comparar los precios entre las distintas aseguradoras en España, a la vez que brinda asesoría externa para que los asegurados conozcan claramente el funcionamiento, cobertura y alcances de cada póliza que comparan.