Por qué es recomendable la haloterapia en niños

En la actualidad, la baja calidad del aire en España es una preocupación importante tanto para el Gobierno como para sus ciudadanos. Esta situación genera enfermedades respiratorias como asma, alergias e incluso, problemas severos en los pulmones.

En este sentido, los niños son la población más afectada, ya que sus órganos están en pleno desarrollo. Para ayudar a combatir estas condiciones, algunos expertos recomiendan complementar los tratamientos médicos con la haloterapia. En la empresa Salt Room Spain cuentan con todo lo necesario para llevar a cabo sesiones seguras para la salud de los pequeños.

¿Qué beneficios ofrece la haloterapia para los niños?

La haloterapia es un tratamiento natural que se utiliza para aliviar ciertas enfermedades relacionadas con el sistema respiratorio o a la piel. La terapia se realiza recreando un ambiente salino de las minas de sal subterráneas. En el caso de aplicarse a menores, el niño debe permanecer en ese lugar y respirar el aire del ambiente durante un tiempo determinado.

La principal ventaja es que se trata de una técnica efectiva, que no requiere medicina ni químicos y no genera dolor o malestar alguno en el paciente. Al realizarlo, la sal ayuda a desinflamar las vías respiratorias y, después de varias sesiones, sus propiedades antisépticas pueden eliminar los síntomas de enfermedades como la bronquitis y el asma. También se emplea para aliviar la sinusitis y las alergias que suelen causar grandes cantidades de mucosidad, descongestionando por completo las fosas nasales.

Por otro lado, la piel de muchos niños suele verse afectada por la neurodermatitis, eczema y otros problemas. No obstante, con las propiedades antibacterianas aportadas por este tratamiento, es posible limpiar e hidratar la piel normalizando su PH.

Condiciones para hacer una sesión de haloterapia

No se recomienda hacer estas terapias en casa, ya que existen espacios especializados que emplean una sal específica. Por ejemplo, en Salt Room Spain la sal es procesada en micropartículas por los halogeneradores. Estas son máquinas que tratan la sal mineral y las convierten en micropartículas respirables. De esta manera, se logra que la habitación se sature de sal y pueda lograr su objetivo de mejor forma.

Asimismo, la concentración de la sal en el ambiente se regula a través de un indicador. Este envía la señal a los halogeneradores para iniciar o detener su trabajo, y también mantiene la humedad en el punto adecuado para que la absorción de partículas sea más efectiva. Cabe destacar que el mineral usado en estos tratamientos cumple con los requisitos de la sal farmacológica (NACI).

A través de la web de Salt Room Spain se puede obtener más información y reservar una de estas sesiones, adecuadas para usuarios de cualquier edad.