¿Por qué hay que visitar Córdoba a través de APIT Córdoba y sus visitas guiadas?

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Córdoba es la única ciudad del mundo con cuatro certificaciones Patrimonio de la Humanidad emitidas por el comité de la Unesco. Sus maravillas son la Medina Azahara, la Mezquita Catedral, el casco antiguo de la ciudad y Los Patios de Córdoba.

Una de las mejores formas de recorrer estos y otros sitios es a través de las visitas guiadas en Córdoba realizadas por guías oficiales certificados. La APIT Córdoba (Asociación Profesional de Informadores Turísticos de Córdoba y provincia) cuenta con una plantilla de alrededor de 50 profesionales que llevan a cabo visitas a los principales sitios de interés de la ciudad.

Los cuatro sitios Patrimonio de la Humanidad son visitas recomendadas

Los recorridos turísticos en Córdoba deben pasar por lugares que cuentan con certificación de Patrimonio de la Humanidad.

El primero en obtener esa distinción fue la Mezquita Catedral de Córdoba, considerada el primer monumento histórico del Occidente islámico. Esta es una referencia del arte omeya que se comenzó a construir en el año 780 y suele ser la primera parada obligada de las visitas guiadas en Córdoba.

A su vez, la Mezquita está rodeada del centro histórico de la ciudad, que es uno de los cascos antiguos más grandes de Europa. En este todavía se conservan importantes tramos de la muralla y distintas puertas de la época, los cuales se pueden visitar con guías oficiales certificados. Cerca de este, otro de los lugares que ha sido considerado Patrimonio de la Humanidad es el de Los Patios, dotado de vegetación por los musulmanes.

Finalmente, en el siglo X y a 8 kilómetros del centro, en las faldas de Sierra Morena, el califa Abd al-Rahman III creó la ciudad de Medina Azahara, ahora también declarada Patrimonio de la Humanidad.

Para poder conocer todos estos sitios, la APIT Córdoba ofrece paquetes que incluyen los traslados y un acompañamiento que puede realizarse en japonés, holandés, inglés, alemán, francés, portugués, italiano o español.

Jardines, museos y gastronomía cordobesa

Las visitas guiadas en Córdoba no solo muestran estos cuatro puntos tan relevantes, sino que también muestran otras locaciones como el Alcázar de los Reyes Cristianos. Este posee unos jardines de ensueño y una sinagoga medieval, la única de su tipo en Andalucía.

Por otro lado, la ciudad cuenta con gran cantidad de museos, como el Arqueológico, que alberga los restos del segundo teatro más grande del Imperio Romano, o los de Bellas Artes, el de Julio Romero o la Posada del Potro.

Por último, Córdoba es una ciudad en la que también se puede disfrutar de distintas experiencias gastronómicas. Entre los entrantes típicos de la gastronomía cordobesa se encuentran el jamón de bellota y el salmorejo cordobés, las berenjenas fritas con miel de caña y el rabo de toro, que impresiona por la textura de la carne. Todo se puede acompañar con un vino Montilla Moriles, típico de la zona.

Una de las mejores formas de descubrir una ciudad llena de monumentos, historia y experiencias es a través de las visitas guiadas y, en este caso, contando los guías oficiales certificados agrupados en la APIT Córdoba.